Postales desde el viento

Agencia Reforma

El ruido que producen las hélices es ensordecedor. El viento nos despeina y aunque somos un grupo de chaparritos, por reflejo nos agachamos un poco mientras toman la foto del recuerdo frente al helicóptero. ¡Estamos listos para despegar!

    Next Page >>