Publicado el viernes 30 de junio del 2017

Demócratas condenan petición de revocar DACA

EFE

El presidente del Comité Nacional Demócrata, Tom Pérez, condenó la petición de revocar el alivio migratorio para los jóvenes indocumentados que hizo un grupo de 10 estados al Gobierno del presidente, Donald Trump.

“La crueldad de esta carta es una afrenta a nuestros valores como estadounidenses. Terminar el programa DACA desgarra innecesariamente a más familias, romperá comunidades, empujará a los inmigrantes a las sombras y estaremos menos seguros como resultado”, apuntó Pérez en un comunicado.

“DACA ha ayudado a cientos de miles de inmigrantes que fueron traídos aquí como niños, y que no quieren nada más que la oportunidad de contribuir a la única nación que han llamado a casa”, insistió el líder demócrata.

Pérez insistió en que su partido cree que Estados Unidos tiene su “mayor fortaleza” en la diversidad, e insistió en que siempre lucharán por las familias trabajadoras y “por un sistema de inmigración inteligente y sensato”.

Diez estados, liderados por el fiscal general de Texas, el republicano Ken Paxton, urgieron al gobierno de Trump a que elimine el programa de Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA), que ha protegido de la deportación a unos 800,000 jóvenes inmigrantes indocumentados.

Diez fiscales generales y un gobernador -todos republicanos- amenazaron en una carta enviada al secretario de Seguridad Nacional, John Kelly, con presentar demandas contra este programa en los tribunales en caso de que el Ejecutivo no lo cancele antes del próximo 5 de septiembre.

“Específicamente pedimos que el secretario de Seguridad Nacional anule el memorando del 15 de junio de 2012 de DACA y ordene que la rama ejecutiva no renueve ni emita nuevos permisos de DACA o de la expansión de DACA en el futuro”, reza la misiva.

Además de Paxton, los fiscales generales de Alabama, Arkansas, Kansas, Luisiana, Nebraska, Carolina del Sur, Tennessee, Virginia Occidental y Idaho; además del gobernador de ese último estado, fueron los signatarios del documento.

En caso de que el gobierno de Trump no anule DACA, los demandantes amenazan con presentar su demanda contra el programa en la corte en Brownsville (Texas) del juez Andrew S. Hanen, el mismo que detuvo en 2015 el programa de Acción Diferida para Padres de Estadounidenses (DAPA), impulsado por el expresidente Barack Obama.

Entonces, esa corte federal dictó una medida cautelar que detuvo la puesta en vigor del DAPA y la ampliación del DACA.