Publicado el sábado 13 de mayo del 2017

Líderes comunitarios y religiosos expresan su desaprobación por la ley SB4

Especial La Estrella

Tras darse a conocer la noticia sobre la aprobación en Texas de la ley SB4, mejor conocida como “muéstrame tus papeles” o “Anti ciudad santuario”, líderes comunitarios y religiosos expresaron su desaprobación y lamentaron las consecuencias que se avecinan.

Con esta ley oficiales del orden público tendrán más autoridad para de preguntar por el estatus legal de cualquier individuo aún en un proceso de rutina.

Ramiro Luna, activista pro inmigrante que trabajó en Arizona durante los años 2012 y 2014, lamentó el hecho de que el gobernador Greg Abbott haya firmado la ley, la cual considera discriminatoria y racista.

“Ahora mismo esta es la ley más tóxica contra la comunidad inmigrante que ha pasado en este país. Siendo sincero es una tristeza que Texas tenga que sufrir por la ignorancia”, se lamentó.

Las consecuencias que sufrirá el estado, según el joven estudiante de la University of North Texas en Dallas, quien habla por la experiencia que vivió en su estadía en Arizona, serán de toda índole pero principalmente económicas y sociales.

“Van a sentir el golpe con la mano de obra, van a sentir el golpe en los comercios por falta de consumidores, van a sentir el golpe en las batallas que van a tener que luchar en las cortes”, aseguró.

A pesar de todo lo malo que esta ley pueda desatar, el activista pro inmigrante, asegura que no todo está perdido por lo que hace un llamado a que la lucha por los derechos civiles continúen.

“A esta ley le va a pasar lo que le pasó a la de Arizona, la van a derrotar en las cortes, pero mientras eso ocurre quiero que nuestra comunidad sea salva. Tengan todo en orden y no le den motivos a la policía”, advirtió el estudiante.

A Luna lo secunda Douglas Interiano, director ejecutivo de Proyecto Inmigrante, quien tras conocer sobre la firma de la ley no puede hacer más que lamentarse.

“Texas se equivocó, el gobernador se equivocó y los asesores del gobernador se equivocaron. Texas es un estado que ha crecido gracias a las aportaciones de los inmigrantes que viven aquí, pero con esto, de alguna manera, pasó a ser de una entidad que era, de cierta forma vista como santuario, a ser el estado más racista y con una ley más aguda que se haya logrado en toda la unión americana”, criticó el experto.

Según Interiano esta norma traerá resultados negativos como el florecimiento del perfil racial en los arrestos, espacio a violaciones constitucionales que inevitablemente ocasionarán un embate desfavorable a la economía del estado.

En el aspecto legal el director de Proyecto Inmigrante fue tajante al asegurar que este episodio en la vida de Texas no tiene justificación.

“Lo vimos en la demanda Arizona vs. EU donde el veredicto final se basó en que no son los estados los que tienen la facultad de regular la inmigración sino más bien el gobierno federal”, explicó dejando claro además que cabe la posibilidad de que está ley sea bloqueada en las cortes de hacerse efectiva una demanda.

Para el activista todavía le quedan recursos a la comunidad inmigrante para combatir esta legislación.

“Uno de los recursos legales que no nos pueden quitar son los derechos constitucionales establecidos bajo la cuarta y quinta enmienda. El derecho a permanecer callado es el mejor recurso, ese va a ser nuestro amigo mientras caminamos entres luces y sombras con la comunidad y buscamos un arreglo o un bloqueo para pararla”, acotó Interiano.

El experto hizo hincapié en que toda persona ya debe haber establecido un plan familiar en el que se especifique el nombre de un abogado u organización que los pueda representar legalmente ante las cortes de inmigración en caso de un arresto.

Pero al pastor Lynn Godsey, presidente de la Alianza Hispana Evangélica (A.H.E.M), quien ha sido por muchos años un arduo luchador por los derechos de los inmigrantes en este estado, lo que más le preocupa ahora es la actuación de los oficiales que harán cumplir esta ley.

“Tenemos que tener mucho cuidado, sobre todo nosotros los pastores, de cuidar y proteger a nuestras ovejas de los policías pícaros que van a estar arrestando gente sin razón”, advirtió Godsey.

Otra cosa que el representante religioso aclaró es que, a pesar de todo lo negativo que trae esta ley, no hay que caer en pánico.

“La estrategia que Dios me dio consta de tres pasos. Primero correr la voz y dejarle saber a la gente que la mayoría de los jefes de policía y alguaciles no van a permitir que sus policías anden parando a las personas por su color de piel; la segunda es que los pastores seamos los ojos y oídos del pueblo para reportar a policías pícaros y la tercera es que la gente colabore y nos deje saber el nombre completo, las placas y el distrito de algún oficial que los llegue a detener sin razón aparente”, explicó Godsey.

El pastor asegura que si hay algo que deben hacer los ministros por su comunidad es defenderla, por ello explicó que para llevar a cabo este plan de defensa los pastores deben conocer y entablar relaciones cordiales con las autoridades locales, en especial con sus alcaldes, el gerente de la ciudad, los jefes del departamento de policía y del alguacil para así poder denunciar cualquier abuso de las autoridades y que deben aprovechar el verano para hacerlo pues la ley está pautada para entrar en vigor el primer día de septiembre.

Otra de las estrategias que Godsey está aconsejando a sus colegas pastores es la de darle una identificación (ID) a los miembros de su iglesia y que la misma lleve la foto y los datos de quien la porta.

“Quizá este ID para muchos no tenga validez, hablando de manera oficial, pero te digo algo, aquí en este país la figura de un pastor es respetada y yo sé que más de un policía va a tomar en cuenta esta identificación. Eso es mejor que no presentar nada”, aseguró.

Por su parte el representante estatal de Texas por el distrito 90, Ramón Romero, opinó que para el gobernado Abbott la firma de esta ley fue motivada solo por el afán de ganar una batalla política.

“Es obvio que para Abbott esto fue pura política. Se vio ante el hecho de que lo hizo un domingo, sin prensa que le hiciera preguntas. Lo hizo en venganza a la alguacil Sally Hernández para darle a entender o ‘demostrarle’ que él tiene el control de la cámara baja”, expresó Romero.

El representante aseguró además que muchos de los republicanos que votaron por el sí lo hicieron por temor a las represalias.

“Yo pienso que muchos de los republicanos que votaron por esta ley lo hicieron más que nada por miedo a cómo los diferentes distritos iban a responder contra ellos, no porque sea buena idea, porque no lo es”, dijo el representante estatal.

Para Romero, hijo de padres mexicanos, la posición de la comunidad debe cambiar un poco y ponerse en lugar de los oficiales quienes estarán obligados a preguntar por el estatus migratorio de los detenidos pues sino serán multados, removidos del cargo e incluso arrestados.

“Mi mayor deseo ahora es que de alguna forma u otra las asociaciones de policías, que ellos sí pueden hablar, acuerden tener compasión y misericordia con la comunidad inmigrante y no cometan injusticias”, concluyó Romero.