Publicado el viernes 03 de febrero del 2017

Iniciativa de ley sobre ‘ciudades santuario’ avanza en Senado de Texas

Notimex

Más de 450 personas se inscribieron para testificar en una audiencia del Comité de Asuntos Estatales del Senado de Texas, que discute la iniciativa de ley SB 4 para prohibir las llamadas “ciudades santuario”, que amparan a inmigrantes indocumentados.

La mayoría de los oradores instó a los legisladores a rechazar la medida. Aun así, la iniciativa de ley avanzó en el Comité del Senado.

El primero en hablar fue el obispo Joe Vásquez, de la diócesis católica de Austin, quien dijo que “la ley de inmigración debe ser aplicada de una manera objetiva y humana”.

Los agentes federales, añadió, “deben centrarse en aquellos que realmente amenazan a la sociedad pública”.

La iniciativa SB 4 fue presentada por el senador republicano Charles Perry, y pretende prohibir las “ciudades santuario”.

La medida facultaría a las policías locales a hacer cumplir las leyes de inmigración si el agente está trabajando con un oficial federal de inmigración o bajo un acuerdo entre su corporación y la Oficina de Inmigración y Aduanas (ICE).

La iniciativa comenzó a discutirse dos días después de que el gobernador de Texas, Greg Abbott, colocó la prohibición de las “ciudades santuario”, como uno de los asuntos clave que deben recibir consideración expedita para ser aprobados por la legislatura estatal.

La propuesta de ley prevé sanciones a los gobiernos locales si sus departamentos policiales, especialmente en las cárceles de los condados, incumplen las solicitudes de agentes federales del ICE para entregar a los inmigrantes para su deportación.

Los legisladores republicanos apoyan la iniciativa al sostener que la medida es necesaria para preservar el estado de derecho y mantener a los residentes de Texas a salvo de inmigrantes indocumentados que tienen la intención de delinquir.

En cambio, los demócratas y grupos de defensa de los derechos de los inmigrantes argumentan que la propuesta erosionaría la confianza entre las corporaciones de policía y los residentes y fomentaría el perfil racial.

El jefe interino del Departamento de Policía de Austin, Brian Manley, dijo al testificar ante el Comité que estaba preocupado por las implicaciones de la iniciativa.

“Quizás mi mayor preocupación es lo que esto hará a las relaciones entre la policía y la comunidad”, dijo Manley.

El senador estatal demócrata, Eddie Lucio, dijo que el proyecto de ley haría a las comunidades menos seguras al crear una relación antagónica entre las fuerzas del orden y las comunidades de inmigrantes.

“Creo que SB 4 mina nuestros valores cristianos, socava la aplicación de la ley y las relaciones con la comunidad”, argumentó.

La jueza del Condado de El Paso, Verónica Escobar, de extracción demócrata, testificó que la medida va en contra de lo que los republicanos en Austin supuestamente defienden: el control local.

Escobar destacó que El Paso es clasificada como la ciudad más segura por su tamaño y que reforzar la aplicación de la ley de inmigración es innecesario.