Publicado el martes 26 de febrero del 2013

Pide Patrulla Fronteriza a Congreso una reforma migratoria

Notimex

WASHINGTON — La Patrulla Fronteriza y la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP) se sumaron hoy en el llamado al Congreso para aprobar una reforma migratoria, a fin de concentrar sus recursos no en indocumentados sino en criminales serios.

Ante el Subcomité de Seguridad Fronteriza y Marítima de la Cámara baja, el jefe de la Patrulla, Michael Fisher y el Comisionado Adjunto en funciones, Kevin Mcaleenan, argumentaron que la frontera con México goza en este momento de un nivel de seguridad sin precedentes.

"CBP ha logrado un progreso significativo en asegurar la frontera con el apoyo del Congreso", señalaron en un testimonio conjunto.

"Al mismo tiempo, la secretaria (Janet Napolitano) dejó en claro que el Congreso puede ayudar a aprobar una reforma migratoria de sentido común que permita a CBP enfocarse en los criminales más serios amenazando nuestras fronteras", indicaron.

El tema del refuerzo de la seguridad fronteriza ha sido colocado como uno de los pilares de las propuestas de reforma migratoria que empezaron a circular este año, incluido del llamado Grupo de los 8 senadores demócratas y republicanos.

Pero los partidarios de la reforma migratoria, como el senador demócrata Patrick Leahy, rechazaron cualquier intento de condicionar la reforma migratoria a un control "total" de la frontera con México.

"La administración Obama ha gastado más en seguridad en la frontera que cualquier otro gobierno No quiero que alguien diga que no tendremos una reforma migratoria hasta que no entre una sola persona", dijo Leahy el fin de semana.

La Patrulla Fronteriza, dependiente de CBP, tiene actualmente 21 mil agentes, más del doble en relación con los 10 mil de 2004. De ese total, 18 mil 500 están desplegados en la frontera con México y dos mil 200 en la frontera con Canadá.

Fiseher y Mcaleenan hicieron notar que durante el pasado año fiscal se logró una de las tasas más bajas de detenciones fronterizas en California, Arizona y Nuevo México, para un total nacional de 364 mil 768 arrestos, 78 por ciento menos que durante su pico en 2000.

Sólo en la zona sur de Texas se registró un aumento de detenciones, en particular de inmigrantes indocumentados procedentes de El Salvador, Guatemala y Honduras.

Pero un estudio de la Oficina de Supervisión General (GAO), el brazo de investigación del Congreso, encontró que la decisión de la Patrulla fronteriza de usar las detenciones como medición del control de la frontera "limita la inspección legislativa y la rendición de cuentas".

La GAO concluyó que aún no existen las metas y medidas en su lugar para informar sobre el estatus de la seguridad fronteriza y de las necesidades de recursos.

"Los objetivos y calendarios podrían ayudar al precipicio fiscal a monitorear el progreso para desarrollar metas y raseros necesarios para evaluar el estatus de la seguridad fronteriza y el grado en que los recursos actuales son apropiados o suficientes", señaló.

El Congreso inició este mes una serie de audiencias relacionadas con la reforma migratoria, tanto en la Cámara de Representantes como en el Senado, en medio de la expectativa de sus partidarios de completar un proyecto de ley en el mes de marzo.