Publicado el martes 26 de febrero del 2013

Intercambian Obama y republicanos acusaciones sobre recortes

De 0.6 por ciento del PIB costo de recortes automáticos: Bernanke

Notimex

WASHINGTON — La guerra pública de acusaciones sobre los recortes automáticos subió hoy de tono con el presidente Barack Obama y el líder de los republicanos en el Congreso, al intercambiar acusaciones de intransigencia.

"Muchos republicanos en el Congreso están rehusando un acuerdo, aún y cuando cerraría vacíos legales en el código tributario y acabaría con exenciones para intereses especiales", acusó el mandatario.

Al hablar ante trabajadores de un astillero en Newport, Virginia, en donde se fabrican submarinos y barcos para la marina estadounidense, Obama renovó su llamado a los republicanos para alcanzar un acuerdo, aún uno temporal.

"Mi puerta está abierta, estoy más que dispuesto a negociar. Quiero un compromiso. No hay razón por la cual no podamos ponernos de acuerdo y encontrar una manera sensible de reducir déficit sin afectar servicios básicos", dijo.

En Washington, el líder republicano John Boehner dejó en claro que su fracción no moverá un dedo para evitar los recortes, si antes los demócratas en el Senado no toman cartas en el asunto.

Al hablar en el Capitolio acompañado de otros líderes legislativos, Boehner recordó que la cámara de representantes aprobó ya dos iniciativas de recortes y que no tiene la intención de impulsar una tercera.

"No deberíamos tener que mover una tercera iniciativa antes que el Senado mueva su trasero y empiece a hacer algo", acusó el republicano, al aludir el hecho que son los demócratas quienes controlan la cámara alta.

Boehner criticó la campaña pública mediática que Obama lleva a cabo con miras a generar presión sobre los republicanos, a fin de que acepten un acuerdo que evite los recortes.

"El presidente ha estado viajando por todo el país y hoy fue a Newport para usar a los hombres y mujeres de nuestro ejército para apoyar otra campaña a favor de un aumento de impuestos", dijo Boehner.

Durante su visita a esos astilleros, Obama dijo que los recortes costarán 90 mil empleos a Virginia, uno de los estados que depende más de la industria de la defensa.

De 0.6 por ciento del PIB costo de recortes automáticos: Bernanke

El presidente del Banco de la Reserva Federal, Ben Barnenke, dijo hoy que la Casa Blanca y el Congreso deben encontrar una alternativa a los recortes automáticos de gasto ante el negativo impacto que tendrán sobre la economía.

Bernanke advirtió que los recortes previstos para entrar en vigor este viernes costarán una sexta de punto porcentual del Producto Interno Bruto (PIB) este año, equivalente a la pérdida de 150 mil empleos.

"(Los recortes) van a arrastrar la recuperación económica en el corto plazo", dijo Bernanke ante miembros del Comité Bancario del Senado donde compareció hoy para ofrecer su reporte sobre las políticas monetarias.

Bernanke, quien evitó hacer eco de las posturas promovidas tanto por demócratas como republicanos sobre los recortes automáticos dijo que la solución inmediata es encontrar una alternativa.

"Creo que un apropiado balance sería introducir estos recortes de manera gradual y compensarlos con mayores y sostenidos recortes en el largo plazo para hacer frente a los retos fiscales de largo plazo", dijo.

Cuestionado al respecto, Bernanke indicó empero que el efecto de estos recortes será gradual y por ello "no espero ver un impacto inmediato. Creo que esto es algo que se irá sintiendo en un periodo de meses".

Durante su presentación, el responsable presentó un cuadro incierto para la marcha de la economía al indicar que pese a los avances en la generación de empleos, "el mercado laboral se mantiene débil".

Por otro lado hizo notar que las presiones inflacionarias han sido mantenidas bajo control, anticipando que la proyección es que estas se mantengan en la meta de 2.0 por ciento o por debajo de este nivel.

Bernanke adelantó que el banco continuará adelante con la compra de instrumentos financieros respaldados por hipotecas, así como notas del Tesoro por un total combinado de 85 mil millones mensuales.

La medida es parte del arsenal al que la Fed ha echado mano buscando alentar la actividad económica y Bernanke dijo que tanto el gobierno como el Congreso pueden contribuir haciendo todo a su alcance para alentar la recuperación.

"El reto para el Congreso y la administración (del presidente) Barack Obama es adoptar un presupuesto sostenible en una senda de largo plazo que promueva el crecimiento económico y la estabilidad sin obstaculizar la recuperación actual", dijo.