Publicado el lunes 25 de febrero del 2013

Se premia el valor artístico en el Grammy Latino: Gabriel Abaroa

Notimex

MÉXICO — En el proceso de selección de nominados al Grammy Latino no existe la censura o la crítica destructiva, aseguró el presidente de la Academia de Grabación, Gabriel Abaroa.

En entrevista con Notimex, destacó: "Simplemente se premia la obra musical, el impacto artístico y la trayectoria. Respetamos todos los géneros musicales, entre ellos, el corrido de la música regional mexicana que aborda letras fuertes y directas".

Abaroa, quien lleva 10 años al frente de la Academia Latina de Grabación, detalló: "Nos importa el valor artístico, sin importar el tema que se aborde, porque es una gran habilidad la de los artistas para interpretar temas difíciles y riesgosos en cualquier tema, en el amor, en lo social o en lo político".

En su visita a la Ciudad de México, Gabriel Abaroa, quien ha estado ligado a la industria discográfica en los últimos 20 años, destacó que los Grammy Latino, trabajan de cerca con las sociedades de autores y compositores donde se graba en español o portugués.

Al preguntarle sobre los cantantes que menosprecian el Grammy Latino, Abaroa destacó: "Respetamos a todos a los que tengan opiniones a favor o en contra, cada artista le da el valor que quiere.

"No somos una institución la que da el premio, quienes dan el reconocimiento son los arreglistas, autores, compositores, productores, intérpretes y ejecutantes, a nosotros no nos hacen una grosería aceptándolo o rechazándolo, sino a todos esos que están detrás del mismo artista", explicó.

Mencionó que hay más artistas que sueñan con obtener un Grammy Latino, que los que no lo desean: "Me toca ver a ganadores que reciben el gramófono lo acarician y besan, porque le dan un verdadero valor, no sólo al premio sino a la obra que hicieron, es un sello que permite ver que la carrera va por buen camino".

Abundó que "al recibir las propuestas se clasifican y juntamos a cerca de 300 miembros de la Academia, que nos regalan cinco días de su tiempo; escuchan todas las propuestas y vuelven a reclasificarlas por mayoría de votos y son colocadas en la membresía, donde se vuelve a votar y de las cinco mejores candidatas se eligen los nominados".

Gabriel Abaroa explicó que si se descubre que algún miembro hizo alguna maniobra ilícita para favorecer alguna propuesta, es cuando forman comités de revisión, con auditores presentes para que se realice de nueva cuenta la votación, con el fin de que los productos lleguen a la competencia limpios. "El Grammy Latino está blindado contra fraudes", subrayó.

Reconoció que se trata de un proceso de selección costoso, donde hay artistas que ayudan con sus traslados: "Vamos en la edición número 13 de los 10 años que llevó al frente de la entrega donde sólo hay pasión, arte y música.

"Es un verdadero monstruo, porque en cada premiación recibimos a 11,000 visitantes, que buscan la mejor butaca, con hambre, con sed, una compleja mecánica, medios de comunicación, hay celos, envidias y exigencias con las que hay que lidiar".

Expuso que hoy en día son 48 categorías premiadas: "La organización nació con muchas críticas y no nos daban ni dos años de vida, y ya estamos preparando la décimo cuarta entrega".