Publicado el viernes 22 de febrero del 2013

Muere fugitivo Morales baleado

Star-Telegram

La policía continuaba investigando cómo el fugitivo Alberto Morales, de Florida, había escapado después de herir al detective Jaime Pardinas afuera de un Wal-Mart en Grapevine.

Pardinas sufrió cortadas en el cuello, hombro y espalda. El detective fue atendido y dado de alta del hospital Parkland Memorial en Dallas.

La cacería humana de cinco días culminó cuando Morales fue muerto a balazos en un área boscosa en la parte sur del Lago Grapevine. Policías lo encontraron ahí dos horas después de que respondieron a un reporte de robo de joyería y ropa de hombre en una casa cerca del lugar.

La búsqueda de Morales se intensificó después de que las autoridades recibieron una llamada de 911 cuando la residente Teresa Parker reportó el robo de sus pertenencias en su casa.

Después de encontrar a Morales, los policías le ordenaron que se tirara al suelo y mostrara sus manos. Sin embargo, Morales los atacó con ramas en sus manos, de acuerdo con reportes. Los oficiales abrieron fuego, matándolo.

Morales, un prisionero condenado por agresión sexual, estaba siendo transferido a una prisión cuando escapó.