Publicado el viernes 22 de febrero del 2013

Opinión: Carlos Vela y su futuro con la selección

La Estrella Digital

¿A qué le tiras Carlos Vela?

¿Cuál es la montaña futbolística que quieres escalar como jugador profesional?

¿Cuáles son tus retos, tus sueños, tus metas?

No cabe duda que el camino que has forjado con tu talento ha dejado una estela de logros admirables que han ilusionado a los aficionados mexicanos al fútbol.

¿Un campeonato mundial? Ahí está el Mundial que ganaste como parte de una camada de extraordinarios jóvenes que maravillaron a México tras conquistar la Copa Mundial Sub17 de la FIFA realizada en Perú 2005, con una contundente victoria sobre Brasil por 3-0 en la final.

¿Jugar en las mejores ligas del mundo? Pues ya lo lograste, primero en Inglaterra en la Liga Premier con Arsenal, uno de los equipos históricos de ese país, y despúes en la que es considerada la mejor liga del mundo, la Liga española, con la Real Sociedad.

¿Goles de antalogía? En tu curriculum ya tienes varios, como aquel que anotaste en el 2008 en la Carling Cup contra Sheffield United cuando portabas la camiseta del Arsenal o la chilena extraordinaria que le incrustaste al Málaga en el 2011 como miembro de tu actual equipo Real Sociedad. Y esos son dos, nada más, de una larga lista de goles de hermosa manufactura que has anotado.

Sigues con paso firme en tu aventura europea, eres hombre clave de la alineacion de la Real Sociedad, estás jugando el mejor fútbol de tu vida, los triunfos y los elogios siguen acumúlandose en tu armario.

Porque en tu mente, y en la mente de muchos, tú ya eres un triunfador, y a tu joven edad si todo sigue con marcha ascendente y sin contratiempos, se puede predecir una carrera en la que cosecharás éxito tras éxito.

Entonces, ¿a qué le tiras Carlos Vela?

Porque lo único que te quedaría, y tal vez no lo veas así, es triunfar con la selección mayor de México, en la que no vistes la camiseta del Tri desde marzo del 2011.

Ese es el sueño de muchos futbolistas profesionales, representar a su país en las justas internacionales, y por encima de todos esos encuentros amistosos y otros torneos, el poder pisar la cancha en una Copa Mundial.

Pocos saben en detalle las conversaciones que has tenido con los representantes de la selección de México, y sobre todo con el técnico José Manuel Chepo de la Torre. Lo que la gente sabe es que te has negado a ser convocado, algo que para muchos es inconcebible e imperdonable.

Es un drama que se ha escrito con una tinta que no termina de secarse. Tal vez el mal sabor de boca que te quedó con todo lo que sea verde fue cuando fuiste suspendido seis meses en septiembre del 2010 por la Federación Mexicana de Fútbol, junto con Efraín Juárez, por la fiesta que sostuvieron seleccionados después del encuentro contra Colombia en Monterrey, violando varias normas establecidas por la Federación. Ese incidente desembocó también en una multa por 50,000 pesos para varios de tus compañeros de equipo.

Tal vez en ese momento se acabó tu relación con la selección. Tal vez fue después. Lo cierto es que en marzo se cumplen dos años desde que apareciste con la Selección de México.

En la última convocatoria del Tri, mencionaste que tuviste una conversación “muy agradable, muy clara”, sobre tus deseos de no ser convocado al encuentro de México contra Jamaica en el estadio Azteca y expusiste motivos personales por no poder jugar en ese encuentro.

“Ya de los temas personales se hablará en un futuro y en el momento que crea adecuado y desearle lo mejor y veremos qué pasa”, explicaste a los medios, y supongo que si Chepo de la Torre aceptó la explicación, nadie tiene derecho a cuestionarte tu decisión. Los temas personales deben de ser respetados, y aunque tal vez sientes que no le debes ninguna explicación a nadie, ojalá se ventilen tus razones públicamente para que los aficionados tengan un sentido más claro de lo ocurrido.

Tu talento definitivamente se puede usar en esta selección, si el partido inaugural del Hexagonal final de la Concacaf contra Jamaica rumbo a Brasil 2014 es alguna indicación. El Tri jugó mal, desdibujado, deshilachado y desordenado. La puntería brilló por su ausencia y, sinceramente, tuvieron suerte de salir de su propia cancha con un punto. Ese talento que tienes, de apoderarte del balón en media cancha y llevarlo hasta el arco contrario, es algo que se extrañó ese día. Aunque todos sabemos que Javier Chicharito Hernández es el goleador por excelencia del Tri, también se sabe que su talento es anotar dentro del área. Fuera de ella, no tanto. Y aunque esta selección tiene mucho talento potencial, la dimensión que tú agregas es otra, y muy necesaria.

Algunos ya te han tachado de la lista de seleccionados que vestirán la camiseta del Tri en los torneos que vienen. Otros dicen que con lo que tiene el Tri es más que suficiente. Pero estoy seguro que otros ya te esperan de regreso para defender los colores de la Selección de México, el Tri, tu hogar.

¿Y tú, Carlos Vela, a qué le tiras?

Juan Antonio Ramos es director ejecutivo y gerente general de La Estrella En Casa y La Estrella Digital