Publicado el miércoles 20 de febrero del 2013

Prioriza Peña diálogo cercano con Centroamérica

Agencia Reforma

SAN JOSÉ, Costa Rica — El presidente Enrique Peña Nieto pidió a sus homólogos de Centroamérica un diálogo cercano y buena vecindad.

Al arrancar la cumbre del Sistema de la Integración Centroamericana (SICA), el mandatario mexicano insistió en que es momento de que esta región viva una etapa en la que predomine la unidad.

"Requerimos una perspectiva regional para superar con mayor velocidad los rezagos sociales que enfrentan nuestros países, y por ello resulta estratégico dialogar sobre los desafíos que enfrentamos y cómo en un frente común, unidos, habremos de superarlos, necesitamos diálogo cercano y buena vecindad para afianzar la paz, fortalecer la productividad y crear riqueza como sustento del bienestar de nuestra población", dijo.

"Hago un llamado para que nos unamos en un mismo espíritu de paz y fraternidad y que ello derive en una mayor cooperación entre los países hermanos para un mejor desarrollo y cohesión".

A la reunión de la SICA acuden los presidentes de México, Costa Rica, Honduras, Panamá y Guatemala, mientras que Nicaragua -país con el que los costarricenses mantiene un conflicto diplomático-, República Dominicana y Belice enviaron a representantes.

Antes de iniciar la reunión privada, la Mandataria federal de Costa Rica, presidenta Pro Témpore del Sistema, afirmó que la región está lista para replantear su plataforma de trabajo, mediante una agenda amplia, variada e integral, con una visión orientada a los resultados.

"La realidad de la interdependencia entre México y los países del SICA es, hoy, más orgánica y compleja que nunca. Sus dimensiones geográficas y sectoriales constituyen una tupida red de relaciones e interacciones. No es posible aislar los problemas y retos, o las oportunidades y proyectos, de cada uno de nosotros en temas como seguridad, migraciones, infraestructura, logística, inclusión social, lucha contra la pobreza, cambio climático, vulnerabilidades naturales y desarrollo transfronterizo", indicó Chinchilla.

Prevén revisar plan de seguridad de CA

Los países centroamericanos revisarán su estrategia de seguridad transfronteriza para establecer líneas de acción que permitan ver resultados en el mediano plazo.

Luego de un encuentro entre los jefes de Estado y representantes de México, Costa Rica, Panamá, Nicaragua, República Dominicana y Honduras, los presidentes de los dos primeros, Enrique Peña Nieto y Laura Chinchilla, respectivamente, afirmaron que harán la cooperación sobre el combate al crimen organizado más eficiente.

Para ello, la última semana de marzo los cancilleres de estos países se reunirán en México para delinear la agenda en esta materia, además de hacer propuestas para mejorar la coordinación en programas concretos e intercambio comercial.

"Coincidimos en la necesidad de reducir violencia y he compartido con ellos el especial énfasis que México está poniendo en su política de Estado para la seguridad la prevención del delito, dirigir de manera señalada a combatir las causas, porque es a partir de ello que podemos atender de raíz lo que hoy deriva en escenarios de violencia y criminalidad", dijo Peña Nieto en conferencia de prensa.

Afirmó que existe una ventana de oportunidades para mejorar la cooperación en el combate al crimen organizado, por lo que habrá mayor intercambio de información que permita concretar acciones por parte de las dependencias encargadas de seguridad en estos países.

"Compartir experiencias y capacitación, uso de tecnología, (acciones) que estén resultando realmente eficaces, la ventana de oportunidad es amplia, ya se trabaja en varios mecanismos, y creo que el encuentro que habrán de mantener nuestros cancilleres se definirán esas acciones especificas, ir más allá de la buena voluntad y disposición.

Materializar en hechos concretos de colaboración y cooperación de los gobiernos aquí representados", indicó.

El mandatario mexicano añadió que esa misma apertura existe en el tema de migración, incluso añadió que la intención es "una migración eventualmente libre".

"También es con esta misma apertura, encontrar las mejores formas para, eventualmente de lo que derive de acuerdos de libre comercio y cooperación, abrir mayores espacios a una migración eventualmente libre y garantizar o establecer mecanismos que garanticen un respeto absoluto a los derechos humanos de los migrantes, es parte de la tarea en la que se está trabajando", explicó.

Por su parte Chinchilla afirmó que otro de los acuerdos es promover un debate en la Asamblea General de la ONU los alcances y limitaciones de la Convención Única sobre Estupefacientes de 1961, para que se acople a la realidad que viven los países.

"Ya va llegando la hora de reconsiderar sus instrumentos a la luz de las nuevas realidades de este problema tan angustiante para las naciones de nuestra región", aseveró.