Publicado el lunes 18 de febrero del 2013

Defiende Casa Blanca su propuesta de reforma migratoria

Notimex

WASHINGTON — La Casa Blanca defendió hoy su propuesta de reforma migratoria, pero insistió que sólo será presentada si republicanos y demócratas en el Congreso fracasan en producir una legislación con apoyo bipartidista.

"Vamos a asegurarnos de que ese grupo, la banda de los ocho, logre hacer tanto progreso como ellos dicen querer", dijo el jefe de gabinete de la Casa Blanca, Dennis McDonough.

El estira y afloja se produjo entre una creciente expectativa sobre la existencia de condiciones para aprobar la reforma, incluida en los temas prioritarios de la agenda del segundo mandato del presidente Barack Obama.

"Creemos que la reforma migratoria tiene una oportunidad bastante decente de lograrse", expresó el senador Charles Schmer, miembro de este grupo.

"No sé cuál es la propuesta que el presidente y ellos (los funcionarios de gobierno) dijeron anoche, cuando se filtró la información, de que esta propuesta no está completa", indicó el demócrata por Nueva York en el programa State of the Union de la cadena CNN.

Al hablar en el mismo programa, McDonough aceptó que la administración Obama tiene una propuesta, pero sin discutir sus detalles.

"Tenemos una propuesta. Estamos haciendo lo que el presidente dijo que haría cuando habló el mes pasado en Denver, que es prepararnos, estar listos", indicó.

Obama habló empero de líneas generales y sin detalles, como la ventana de ocho años para que los indocumentados que califiquen puedan iniciar e trámite para solicitar la residencia legal.

La existencia de la propuesta no fue conocida hasta el sábado pasado, después que el diario USAToday reveló algunos de sus detalles.

McDonough defendió su existencia e insistió en que Obama dejó en claro su intención de hacerlo.

"El presidente dijo la semana pasada en Las Vegas que tenemos que estar preparados con nuestro propio plan si estas pláticas entre republicanos y demócratas en el Congreso fracasan", dijo en una entrevista posterior en el programa Face the Nation de la cadena CBS.

La propuesta fue repudiada por el senador republicano Marco Rubio, uno de los miembros de la llamada banda de los ocho, quien dijo el viernes pasado que ésta "llegaría muerta al Congreso".

"Es un error para la Casa Blanca hacer un borrador sin buscar la opinión de los miembros republicanos en el Congreso", dijo Rubio en su respuesta escrita ante la revelación, que él calificó como una filtración intencional de la administración Obama.

Semanas atrás Rubio, junto con tres senadores republicanos y cuatro demócratas, presentaron sus principios para una reforma migratoria, con la expectativa de que sea a su vez reflejo de lo que eventualmente se discuta en la cámara baja y en el Senado.

Aunque los principios reconocen la necesidad de ofrecer una avenida hacia la residencia legal y eventualmente para los 11 millones de indocumentados, no ofreció detalles sobre cómo deberá ser el proceso.

Bajo la propuesta de la Casa Blanca, aquellos indocumentados que cumplieran con los requerimientos, podría iniciar el trámite hacia la residencia en un plazo de ocho años, por abajo incluso de los 10 que los demócratas en la cámara baja favorecen.

El congresista y ex aspirante republicano a la presidencia, Paul Ryan, dijo que al filtrar la propuesta, Obama ha dejado en claro que buscará sacar provecho para su partido, más que trabajar de manera bipartidista.

"Poner estos aspectos sin aludir un programa de trabajadores temporales sobre los flujos futuros, sin seguridad en la frontera, nos dicen que lo que busca es sacar provecho para su partido", dijo Ryan en el programa This Week de la cadena ABC.