Publicado el lunes 18 de febrero del 2013

Arrasa Rafael Correa, gana su reelección en Ecuador

Agencia Reforma

QUITO, Ecuador — El presidente de Ecuador, Rafael Correo, arrasó ayer en las elecciones presidenciales de su país, con lo que logró la reelección y un segundo mandato sin tener que pasar por la segunda vuelta.

Según el conteo rápido parcial del Consejo Nacional Electoral de Ecuador, el Mandatario logró el 56.7 por ciento de los votos, con cerca del 38 por ciento de los sufragios escrutados.

Su oponente más fuerte, el ex banquero Guillermo Lasso de la agrupación Creando Oportunidades (CREO), se ubicó en la segunda posición, pero muy lejos del ganador, con cerca del 24 por ciento de la preferencia electoral.

Con el resultado, Correa, del movimiento Alianza país (AP) permanecerá cuatro años más en el poder.

Incluso antes de revelarse los resultados oficiales, el mismo Correa se había declarado ganador durante un discurso ante miles de seguidores desde el balcón del Palacio presidencial de Carondolet, en Quito.

"Solo estamos aquí para servirles a ustedes. Nada para nosotros, todo para ustedes", señaló el Mandatario socialista luego de que tres encuestas a boca de urna lo dieran ganador en primera vuelta de los comicios, con promedio de seis de cada diez votos.

El mandatario, un economista de 49 años con una popularidad en torno a 80 por ciento, prometió radicalizar su proyecto, que califica como revolución ciudadana.

"Esta revolución no la para nadie, estamos haciendo historia. Estamos construyendo la patria chica y la patria grande. Gracias por esta confianza, nunca les fallaremos, esta victoria es de ustedes", dijo Correa.

Posteriormente, en conferencia de prensa desde Carondolet, el Mandatario dedicó su victoria al presidente de Venezuela, Hugo Chávez, quien permanece enfermo de cáncer desde hace más de dos meses en Cuba.

"Valga la oportunidad para dedicarle esta victoria a ese gran líder latinoamericano que cambió Venezuela, comandante Hugo Chávez Frías", exclamó Correa.

En tanto, Lasso reconoció la victoria del mandatario.

"Es de personas decentes como son ustedes, como mi familia y mis colaboradores, reconocer el triunfo de los otros, y esta noche quiero reconocer el triunfo del presidente Rafael Correa", dijo Lasso en un discurso en la ciudad de Guayaquil, al suroeste.

Para evitar la segunda vuelta, Correa requería del 50 por ciento más uno de los sufragios válidos o un 40 por ciento de éstos y una diferencia de al menos 10 puntos sobre el segundo.

Los otros seis candidatos no lograron sobrepasar el 6 por ciento de los votos.

También se realizaron elecciones legislativas, aunque todavía no está claro si el movimiento AP logró mayoría absoluta en el Parlamento.

Actualmente AP tiene el principal bloque en el Parlamento ecuatoriano, pero no alcanza a ser mayoría absoluta, por lo que Correa se planteó como objetivo consolidar su fuerza en el Legislativo para sacar adelante proyectos pendientes y otros con los que este crítico del neoliberalismo dice que hará irreversible su revolución ciudadana.

De hecho, durante la campaña advirtió que no descartaba un adelanto de elecciones generales, como prevé la carta magna, en caso de un bloqueo parlamentario de la oposición.