Publicado el viernes 15 de febrero del 2013

Registra la Tierra el paso más cercano de un asteroide hasta ahora

Notimex

DALLAS — El asteroide 2012 DA14 se convirtió hoy en el mayor objeto celeste detectado hasta ahora que más se ha acercado a la Tierra, al pasar la tarde de este viernes a tan sólo 27 mil 743 kilómetros del planeta.

El 2012 DA14, una roca de 46 metros de diámetro, hizo su mayor aproximación a la Tierra, en punto de las 19:25 GMT de este viernes, sin que se registrara ninguna consecuencia para el planeta.

El asteroide rozó prácticamente la Tierra al pasar dentro de la órbita de los satélites de comunicaciones y de geo sincronía colocados por el hombre, ubicados a una altura de entre 30 mil y 35 mil kilómetros de la Tierra.

De acuerdo con especialistas de la Administración Nacional para la Aeronáutica y el Espacio (NASA) de Estados Unidos, nunca antes se había detectado un asteroide tan grande que pasara tan cerca de nuestro planeta.

Los astrónomos han perfeccionado su capacidad de observación celeste, de forma que hace apenas unas décadas, el asteroide DA14, no hubiera sido detectado y su cercano paso por la Tierra se habría desconocido.

"Hace 30 años, no habría sido capaz de encontrar esta cosa", dijo Michael Busch, astrónomo planetario del Observatorio Nacional de Radio Astronomía en Socorro, Nuevo México.

Busch estimó que un objeto del tamaño del DA14 pasa tan cerca de la Tierra cada 10 o 20 años, en promedio, pero esta es la primera vez que pudo ser detectado.

Según los especialistas, el DA14 es probablemente el remanente de una colisión registrada en el cinturón de asteroides en los últimos millones de años.

Este tipo de asteroides o rocas celestes tienen ciclos de vida limitada, dado que al acercarse al Sol las superficies irregulares, sufren erosiones cada vez más rápido, hasta que finalmente estallan, un proceso conocido como el efecto YORP por los científicos que los han estudiado: Yarkovsky, O’Keefe, Radzievskii y Paddack.

Los especialistas pronostican que el DA14 podría volver a aproximarse a la Tierra en el año 2048 e incluso en el 2080.

El paso del asteroide ocurrió horas después de que un meteorito de aproximadamente 10 toneladas estallara en el oeste de Siberia, Rusia, provocando un estruendo tal que dañó edificios a lo largo de un amplio territorio.

Funcionarios rusos informaron que la fuerte onda sonora producida por el meteoro, provocó que unas mil personas resultaran lesionadas, la mayoría de ellas por vidrios que se rompieron en las ventanas de los edificios.

Astrónomos del Laboratorio de Propulsión a Chorro (JPL) de la NASA, en Pasadena, California, emitieron un comunicado en su sitio de internet, en el que señalaron que "la información preliminar indica que la bola de fuego en las cercanías de la comunidad de Chelyabinsk, Rusia, no está relacionada con el asteroide DA14.