Publicado el viernes 15 de febrero del 2013

Dosis romántica para los enamorados

Especial La Estrella Digital

Con ocho novelas románticas llevadas al cine, Nicholas Sparks se coloca como uno de los más grandes escritores del género del romanticismo rosa en la pantalla platinada y con Safe Haven sólo confirma su posición en el mundo de las cintas, que aunque no con mucha lógica, le proporcionan al auditorio un lugar para soñar y salir feliz tras un cuento de hadas, que a pesar de sus buenos sustos, concluye de la manera esperada.

Safe Haven alcanza a su protagonista en una noche loca, cuando la violencia doméstica llega al punto máximo. La bella mujer escapa en la lluvia, la policía le sigue los pasos de cerca, sube a un autobús, un par de buenos samaritanos le tienden la mano y tras una persecución agresiva, termina debajo de un puente, en un pueblito de Carolina del Norte.

Se dice llamar Katie (Julianne Hough) y consigue un trabajo en el restaurant del poblado, Alex (Josh Duhamel), el viudo de la localidad y dueño de la única tiendita, pone sus ojos en ella y de ahí partirá una historia de amor, misterio, persecuciones y hasta intervenciones súper naturales que le harán llorar, reír y preguntarse ¿qué tienen estas historias que exaltan las fibras más sensible del sexo femenino?

Lo cierto es que muy inteligentemente la pareja protagonista está de lo más “bonita”, Duhamel (Life As We Know It) se presenta como el prototipo del buen hombre, que además de guapo, excelente padre de dos y con extraordinario buen humor, acaba de sufrir la pérdida de su esposa y está ávido de cariño. Un papel que a Josh ya se le está haciendo costumbre, aunque con diferentes tonalidades, algunas veces más picarón o como en esta ocasión más calmadito.

Mientras que el personaje de Julianne Hough (la novia en la vida real del poderoso reportero de farándula Ryan Seacrest) es más bien dulce y bastante plano, pero para las intenciones del guión funciona a la perfección, pues aunque se tiene la intención de mostrar el lado oscuro del amor, no deja de ser un “cuento de hadas”, para lo que más que una buena actriz, se requiere alguien con carita de princesa.

El responsable de historias como Message in a Bottle (1999), A Walk to Remember (2002), The Notebook (2004), Nights in Rodanthe (2008), Dear John (2010), The Last Song (2010), The Lucky One (2012) presenta Safe Haven como una producción propia, para contar una historia de segundas oportunidades y amor incondicional. Pero también para tocar, aunque sea de ladito, el lado oscuro del amor mal entendido, ese de las obsesiones, el maltrato, la manipulación, la violencia doméstica y los peligros ante lo desconocido.

Con escenas entrañables y un ritmo sencillo y bastante hollywoodense, el guión de Dana Stevens y Les Bohem toma vida justo a tiempo para celebrar el fin de semana del “amor y la amistad”, así que la apuesta de Sparks y su equipo es bastante segura.

Si usted desea una dosis de miel sobre hojuelas y está listo para azucarar su día de San Valentín, esta es su historia; pero si las películas de romance le provocan dolor de estómago, evite Safe Haven a toda costa y por cuestiones de salud.

También se estrenan:

Beautiful Creatures, Escape from Planet Earth, A Good Day to Die Hard, Glimpse Inside the Mind of Charles Swan III, The Playroom

Safe Haven

Drama

Dirige: Lasse Hallström

Actúan: Josh Duhamel, Julianne Hough, David Lyons, Cobie Smulders, entre otros.

Clasificación: PG-13

115 min.

***