Publicado el jueves 14 de febrero del 2013

Sufre nueva anomalía crucero averiado en Golfo de México

Notimex

DALLAS — El averiado crucero Carnival Triumph con más de cuatro mil personas a bordo sufrió hoy una nueva anomalía, al romperse el cable de uno de los remolcadores que lo conducían al puerto de Mobile, Alabama, dejando a la embarcación varada nuevamente.

Carnival Cruise Lines, la compañía propietaria del buque, informó sobre el nuevo problema en un escueto mensaje colocado en su cuenta de la red social de Twitter.

"Actualización sobre el C. Triumph: Una línea de tirón se rompió y está siendo remplazada", indicó la compañía en su mensaje.

El Servicio de Guardacostas de Estados Unidos ordenó que el barco dejara de ser remolcado mientras se remplaza el cable roto.

Lanie Morgenstern, vocera de Carnival en la sede de la compañía en Miami, dijo a la cadena de televisión CNN que aún no está claro cuánto tiempo se necesitará para reemplazar la línea de remolque.

El Triumph, de 14 pisos y 900 metros de largo, estaba siendo remolcado a menos de dos kilómetros por hora hacia Mobile. Antes de que se registrara el nuevo incidente, se esperaba que llegara a las 19:00 horas locales de este jueves (01:00 GMT del viernes).

Los tres mil 143 pasajeros y los mil 086 tripulantes a bordo, se verán forzados ahora a permanecer más tiempo en el navío, donde las condiciones se han deteriorado desde el pasado domingo cuando sufrió un incendio en su cuarto de motores que lo dejó sin propulsión a la deriva.

El siniestro afectó también la capacidad de generación de energía eléctrica en el crucero, dejando la mayor parte del barco sin este servicio.

Desde entonces los pasajeros que han podido comunicarse con sus familiares en tierra han reportado que sufren carencia de servicios sanitarios, ya que estos se encuentran saturados, y las aguas residuales han inundado los pisos de las habitaciones generando mal olor en toda la embarcación.

Los viajeros también han informado que se carece de aire acondicionado, que escasea el agua potable, que los alimentos son fríos y con raciones insuficientes y que durante la noche permanecen en completa oscuridad. El miércoles pasado, un helicóptero del Servicio de Guardacostas trasladó casi tonelada y media de equipo, incluyendo un generador para ayudar a proporcionar energía al crucero.

Los pasajeros se han visto forzados a hacer largas filas para recibir alimentos y están siendo afectados por el mal olor en todo el interior de la nave.

Carnival ha informado que sus 200 empleados atenderán las necesidades y condiciones de los pasajeros una vez desembarquen y pasen la Aduana.

Los pasajeros podrán abordar autobuses que los conduzcan a Galveston, Texas, donde muchos de ellos dejaron estacionados sus automóviles para tomar el crucero, que salió de ese puerto hace siete días.

También los pasajeros podrán reposar en un hotel de Nueva Orleans, donde Carnival informó que ha reservado más de mil 500 habitaciones y contratado unos 100 autobuses y varios vuelos chárter para conducir a los viajeros a esa ciudad o Houston.

La compañía naviera ha prometido que compensará a cada uno de los pasajeros con 500 dólares, un vuelo a su lugar de residencia y un reembolso completo de su viaje, además del pago de la mayoría de los gastos a bordo, así como crédito para otro crucero.

Carnival informó la víspera que cancelaría las próximas 12 travesías del Triumph que estaban programados entre el 21 de febrero y hasta el 13 de abril. Las dos travesías que estaban contempladas para el 11 y 16 de febrero ya habían sido canceladas.

El Triumph navegaba a unos 240 kilómetros de las costas de la península de Yucatán, en ruta hacia Galveston, en donde se originan sus viajes por el Caribe, cuando ocurrió el incendio en el cuarto de motores la mañana del domingo.

El crucero había partido de Galveston, el pasado jueves.