Publicado el jueves 14 de febrero del 2013

Suspende Francia licencia a procesadora por vender carne de caballo

Notimex

PARÍS — El gobierno francés anunció que suspendió temporalmente la licencia de la compañía agroalimentaria Spanghero, la cual será objeto de una investigación integral por vender, con "pleno conocimiento", carne de caballo importada.

La medida contra la empresa francesa fue dada a conocer este jueves por las autoridades, luego de conocer los resultados de una investigación lanzada en Francia para detectar carne de equino en alimentos procesados que deben estar elaborados con vacuno.

El escándalo por la carne de caballo estalló el mes pasado en Europa, tras detectarse ADN de caballo en hamburguesas en Reino Unido e Irlanda, problema que hasta el momento ha afectado a Francia, Alemania, Rumanía, Suecia, Luxemburgo, Polonia y Países Bajos.

Los primeros resultados de la investigación en Francia encontraron a Spanghero como uno de los proveedores cuyos productos contienen carne de caballo, por lo que quedó bajo la mira de las autoridades, de acuerdo con reportes del diario francés Le Monde.

El ministro del Consumo, Benoît Hamon, aseguró esta tarde en rueda de prensa que la compañía "sabía que etiquetaba con res la carne de caballo", por lo que ahora es acusada de "engaño económico" y será totalmente investigada.

La compañía ha importado más de 750 toneladas de carne de caballo de origen rumano desde hace varios meses, refirió Hamon y explicó que la carne importada estaba "clara y correctamente" etiquetada como de equino, pero que fue reetiquetada por la empresa francesa.

"No hay ninguna razón para dudar de la buena fe" de la compañía rumana que vendió la carne, agregó el ministro, quien prometió "limpiar la industria".

Stéphane Le Foll, ministro de Agricultura, informó por su parte del retiro inmediato de la certificación de salud que le permite a Spanhero el proceso de la carne.

Añadió que una brigada de veterinarios será enviada mañana viernes a las instalaciones de la empresa, en Castelnaudary, para continuar las investigaciones y valoraciones, cuyos resultados determinarán si la licencia se le retira de manera permanente.

La decisión final sobre la autorización a la procesadora se tomará la próxima semana, dijo Le Foll, mientras que Spanghero rechazó las acusaciones.