Publicado el martes 12 de febrero del 2013

En México, en cuestión de ingresos de divisas rebasan autos a remesas

Agencia Reforma

MÉXICO, DF — Ni el petróleo, ni el turismo, ni las remesas: ahora el mayor ingreso de divisas lo genera la industria automotriz.

En 2012 este sector trajo a México 32 mil 244 millones de dólares, fortaleciendo su liderazgo como el sector que más ingresos aporta al país.

Las divisas netas generadas por la exportación de los vehículos automotores han ido creciendo en los últimos años: las del 2012 fueron 11 por ciento superiores a las de 2011 y 194 por ciento más que las del 2000, según datos del Banco de México.

Los autos de mayor exportación fueron el Nuevo Jetta; Fusion; Journey; Silverado 2500; Sentra; RAM 2500 y Versa.

Apenas en 2009 los recursos que entraban al país por comercio automotriz eran 38 por ciento menores a las remesas.

El sector se convirtió en el primer generador de divisas en 2010, cuando la diferencia de lo ingresado por las remesas fue de 11 por ciento y de 27 en 2011. Sin embargo, en 2012 las rebasó por un amplio margen, de 43.7 por ciento, esto es una diferencia entre ambos conceptos de 9 mil 799 millones de dólares.

El año pasado, las armadoras exportaron vehículos por un valor de 63 mil 215 millones de dólares e importaron 30 mil 971 millones de dólares.

En total, las exportaciones automotrices fueron equivalentes al 17 por ciento de las ventas totales de México al exterior, la mayor proporción desde 2001.

Alejandro Cervantes, gerente de economía nacional de Banorte IXE, destacó la competitividad de la industria automotriz mexicana.

"México exporta más autos a Estados Unidos que Japón y Canadá. Cabe recordar que uno de cada cinco coches importados en Estados Unidos proviene de México", resaltó.

Gustavo Hernández, analista económico de Scotiabank, señaló que el sector automotriz tiene una importancia mucho mayor que otras industrias manufactureras como la textil, la de alimentos y bebidas o la de productos derivados del petróleo y el carbón.

"La especialización de México en esta rama industrial, es un gran atractivo para la industria automotriz mundial, pues está generando un foco de atracción de inversiones.

"Y es una inversión de largo plazo, en una ubicación geográfica estratégica que independientemente de la situación política seguirá ganando mercado", dijo Hernández.