Publicado el lunes 11 de febrero del 2013

Ofreció EU trabajo de repartidor de cervezas el asesino de bin Laden

Notimex

WASHINGTON — El soldado élite Navy Seal que mató al saudita Osama bin Laden recibió una oferta de su comandante como repartidor de cervezas cuando decidió retirarse de la Marina, reveló hoy el Centro de Reporteo Investigativo y la revista Esquire.

El marino, quien fue identificado sólo como "El Tirador", decidió dejar su servicio militar después de 16 años de servicio y de participar en cientos de misiones secretas, pero no se le ofreció ni pensión, seguro médico o algún tipo de sustento para él y su familia.

"Todavía tengo las mismas deudas que en la Marina. Sólo quiero poder pagarlas, cuidar a mis hijos y trabajar desde aquí", dijo en entrevista con el director del Centro, Phil Bronstein.

Los miembros del equipo Navy Seal 6 que participaron en el operativo contra Osama bin Laden en Paquistán, fueron recibidos como héroes por el presidente Barack Obama, quien se reunió con ellos en privado en una base militar de Kentucky el año pasado.

Obama no preguntó, ni se le informó, sobre la identidad de la persona que disparó el gatillo contra el responsable de los ataques terroristas del 11 de septiembre de 2001. Pero Bronstein dijo haber confirmado con otros miembros del equipo que su entrevistado era "El Tirador".

En un extenso recuento de su vida y de su trabajo en operaciones especiales de la Marina estadounidense, el ahora ex marino dijo haber inquirido a sus superiores qué tipo de protección recibiría en caso que se hiciera público su nombre.

Sus superiores respondieron que podría entrar a una especie de programa de protección de testigos "tan pronto creara uno el Departamento de Defensa".

Cuando regresó a Estados Unidos fue uno de los marinos reprendidos por festejar en un bar. "Veinticuatro horas después vino la oferta del programa de protección de testigos, manejando un camión de cervezas en Milwaukee", escribió Bronstein, ex editor del diario San Francisco Chronicle.

Aunque alguno de sus compañeros decidieron incorporarse como paramilitares (contratistas privados) en empresas de seguridad como Blackwater o la propia CIA, "El Tirador" decidió retirarse tras un breve despliegue de cuatro meses adicionales en Afganistán.

Típicamente la Marina ofrece algún tipo de retiro después de 20 años de servicio, pero el marino estuvo 16 años en las fuerzas armadas.

"Quería ver a mis hijos salir de la escuela y casarse", sostuvo "El Tirador" en alusión a los riesgos de las misiones especiales.

"El Tirador" dice recibir ingresos aislados como consultor, pero su interés es encontrar algún tipo de colocación donde pueda utilizar su capacitación y experiencia. "Quisiera usar las cosas que aprendí y ayudar a la gente", finalizó.