Publicado el lunes 11 de febrero del 2013

Aflige a feligreses de EU renuncia de Benedicto XVI

Notimex

WASHINGTON — Feligreses en Estados Unidos expresaron hoy su pesar por la renuncia del Papa Benedicto XVI, que será efectiva a fin de mes y a dos meses de cumplir 86 años, debido a su edad avanzada y su falta de fortaleza para ejercer su ministerio.

"Me da mucha pena, pero lo comprendo por su edad. Me imagino que fue una decisión muy difícil. Que Diosito lo bendiga", dijo a Notimex la peruana Miriam Morcillo McGeehan, residente en la ciudad de Springfield, en Virginia.

El Sumo Pontífice "también el necesita descanso. Sólo tenemos que orar por él", dijo McGeehan, quien recordó que el antecesor de Benedicto XVI, el Papa Juan Pablo II, tenía más carisma y "se quedó hasta lo último" en su posición como jefe de la Iglesia Católica.

La feligresa Magdalena Gutiérrez, quien vive en la localidad de Hyattsville, en Maryland, manifestó que la noticia la sorprendió.

"Fue una sorpresa. El papa es un hombre fuerte y decidido. Si ha tomado esa decisión es porque está pensando en el bien de la Iglesia. Estoy a la expectativa y con esperanza en este nuevo capítulo de mi Iglesia", puntualizó.

El sacerdote católico José Eugenio Hoyos, de la Diócesis de Arlington, en Virginia, señaló que la renuncia del Papa es solamente "un momento de transición".

"Según el derecho canónico de la Iglesia, por razones de salud un Papa puede renunciar. Antes lo hizo el Papa Gregorio XII en 1415. Después del 28 de febrero entre los cardenales se elegirá por fuerza y sabiduría del Espíritu Santo otro Papa", explicó.

La presidenta de la organización humanitaria internacional Catholic Relief Services (CRS), Carolyn Woo, sostuvo que tuvo "la bendición de conocer a Su Santidad hace unas semanas y fui testigo de cómo irradiaba el amor de Dios".

Indicó que el Papa "ha resaltado en repetidas ocasiones que nuestra fe está inextricablemente relacionada a la caridad y a la justicia social, y lo expresó otra vez, muy elocuentemente, en su más reciente carta con motivo de la Cuaresma que comienza esta semana".

En el anuncio de su renuncia, Benedicto XVI indicó que debido a su edad avanzada, carece de las "fuerzas para ejercer adecuadamente el ministerio petrino".

Indicó que su vigor en los últimos meses ha disminuido "de tal forma que he de reconocer mi incapacidad para ejercer bien el ministerio que me fue encomendado".