Publicado el lunes 11 de febrero del 2013

Consideran en Alemania que nuevo Papa podría ser latinoamericano

Notimex

BERLÍN — La dimisión del Papa abre un debate "apasionante" acerca del futuro pastor de la Iglesia y la posibilidad de evaluar candidatos procedentes latinoamericanos, afirmó Robert Zollitsch, presidente de la Conferencia Episcopal Alemana (DBK).

"La pregunta de si el nuevo Papa debería proceder desde Latinoamérica jugará un papel importante", pues es la región más importante para la Iglesia Católica fuera de Europa, consideró.

En una declaración oficial en apoyo a la decisión de Benedicto XVI de abandonar su cargo, enfatizó el significado de tener a un Papa alemán para la Iglesia de este país.

"Nosotros obispos alemanes agradecemos el Santo Padre por su Servicio en la silla de Pedro. Estamos llenos de gran respeto y valoramos su decisión", refirió.

Su abandono del cargo no quita nada a la herencia que el Papa deja en la Iglesia Católica donde supo dejar su huella, tanto como pastor, que como teólogo y pensador, según el presidente de la DBK.

Alois Glück, presidente del Comité Central de Católicos (ZdK) en este país subrayó que la decisión de Benedicto XVI fue tomada en "plena responsabilidad hacia la Iglesia".

Aseveró que entre los ambientes católicos ya circulaban rumores acerca del estado de salud del Pontífice. "Todos los que estuvieron en compañía del Papa en los últimos meses saben que no se encontraba bien de salud".

Por su parte, el presidente de la República Federal Alemana, Joachim Gauck, destacó la decisión del Papa, un paso que, según el mas alto cargo del estado alemán, requirió "valor y autoconciencia".

Cuando en 2005 fue nombrado un alemán como Papa de la Iglesia Católica, fue para el país "un momento histórico", según expresó el presidente en un mensaje que fue transmitido en directo por varias televisiones alemanas.

"El Papa siempre mantuvo su fuerte conexión con Alemania", recordó Gauck quien fue recibido hace algunas semanas en Roma por el Pontífice, "esto quedó manifiesto con su visita a Alemania", tal y como, "en su discurso frente al Bundestag el pasado septiembre 2011".

"En el mayor respeto por su decisión, le deseamos un descanso feliz", destacó, al manifestar su participación del momento histórico que está viviendo la Iglesia Católica.

Desde Bruselas, también el presidente del Parlamento Europeo, el alemán Martin Schulz, expresó respeto por la decisión del Santo Padre de renunciar a su ministerio y destacó su capacidad para dar "esperanza" a sus fieles en un momento de "dificultades" para la Iglesia.

También la canciller federal Ángela Merkel envió un mensaje a Joseph Ratzinger con un agradecimiento especial a quien considera