Publicado el jueves 07 de febrero del 2013

Llama OCI a diálogo 'serio' en Siria y a unificación de la oposición

Notimex

MADRID — La cumbre de la Organización de la Cooperación Islámica (OCI) concluyó en El Cairo con un llamado a un "diálogo serio" en Siria, donde el conflicto ha causado la muerte de unas 55 personas más en las últimas 24 horas en la región de Damasco.

En el comunicado final de la XII Cumbre de la OCI, celebrada en la capital egipcia, la organización islámica subrayó la necesidad de "una solución política que garantice la unidad del pueblo sirio y la integridad del territorio".

Asimismo, exhortó al régimen sirio y a los rebeldes a cesar de inmediato el derramamiento de sangre para permitir un "proceso de transición y un cambio democrático en Siria".

La OCI, integrada por 56 países islámicos, bajo la presidencia del mandatario egipcio, Mohamed Mursi, instó a la oposición siria a unificarse para acelerar una solución del conflicto en Siria.

Los miembros de la OCI también expresaron su apoyo a los esfuerzos del enviado especial de las Naciones Unidas y la Liga Árabe para Siria, Lajdar Brahimi, por hallar una solución política al conflicto sirio, que ha dejado más de 60,000 muertos en casi dos años.

La guerra en Siria centró la cumbre de la OCI, que también abordó la cuestión palestina, la ampliación de asentamientos judíos en los territorios palestinos, la intervención de Francia en Malí y fenómenos como la islamofobia y el extremismo religioso.

La cumbre de la OCI también denunció las masacres de civiles "perpetradas por las fuerzas leales al régimen del presidente Bashar al-Assad”.

Este jueves, al menos seis personas, entre ellas tres niños y una mujer, murieron y varias resultaron heridas cuando un mortero cayó en una parada de autobuses en un suburbio de Damasco, en un ataque del cual se acusan mutuamente los rebeldes y las tropas gubernamentales.

En el segundo día de su ofensiva, los rebeldes sirios y las fuerzas del régimen sirio libran los peores combates en semanas por el control de varios distritos de Damasco, los cuales han dejado al menos 55 muertos en las últimas 24 horas.

Entre las víctimas figuran cinco civiles, tres de ellos mujeres, que murieron cuando uno de los morteros golpeó el campamento de refugiados palestinos de Yarmuk, en el sur de Damasco, según el Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH).

Según el OSDH, al menos 19 civiles, 28 rebeldes y ocho soldados han muerto desde el inicio de la ofensiva, que se concentra en las afueras del sur y este de la capital.