Publicado el jueves 07 de febrero del 2013

Ensayo nuclear aislaría más a Norcorea: presidenta electa surcoreana

Notimex

TOKIO — La presidenta electa de Corea del Sur, Park Geun-hye, advirtió a Pyongyang que habrá una condena más "fuerte" y profundo aislamiento en la comunidad internacional si realiza una nueva prueba nuclear.

"De hecho, no hay nada que Corea del Norte puede ganar con armas nucleares. Antes bien, se enfrentará a una fuerte respuesta no sólo de los países de las conversaciones a seis bandas, sino de la comunidad internacional, y le provocará un mayor aislamiento".

Park emitió la advertencia tras un encuentro con los líderes del partido gobernante y la oposición, en la cual se dio a conocer una declaración conjunta en la cual instan a Pyongyang a detener de forma inmediata los planes de la prueba nuclear.

La reunión contó con la presencia de los jefes del gobernante Partido Saenuri, Hwang Woo-yea, y del opositor Partido Unido Democrático, Moon Hee-sang. Era la primera vez que Park se reúne con el líder de la oposición desde las elecciones de diciembre.

El encuentro se produjo cuando la prensa surcoreana reportó que el régimen de Pyongyang rechazó una propuesta de China, el gran aliado de Corea del Norte, para que abandone sus intenciones sobre la prueba nuclear.

Las autoridades norcoreanas argumentaron que Beijing no pudo cambiar la "política hostil" de Washington hacia Pyongyang, una de las excusas del régimen de líder Kim Jong-un para continuar con su programa de armamento nuclear.

El periódico Chosun Ilbo reportó este jueves que China ha aumentado la presión para que Corea del Norte se abstenga de llevar a cabo una prueba nuclear, que sería la tercera.

Sin embargo, el líder norcoreano Kim Jong Un señaló a finales del mes pasado que "tomó una decisión importante que servirá como un principio rector en la defensa de la seguridad del país y su soberanía", en referencia a continuar con los preparativos de la prueba nuclear.

En ese marco de tensión en la península, Corea del Norte prometió medidas enérgicas contra Corea del Sur, tras advertir que puede cancelar el complejo industrial conjunto en Kaesong y convertir el área en una base militar, indicó la agencia informativa Yonhap.

La amenaza se produjo luego que Seúl señaló que reforzará la inspección de las piezas y materiales industriales que van al complejo de Kaesong, en el marco de la resolución del Consejo de Seguridad de la ONU, que endureció las sanciones sobre Pyongyang.

"Si el Sur cree que las llamadas sanciones contra el complejo industrial de Kaesong pueden ejercer alguna presión sobre nosotros, está gravemente equivocada", afirmó un portavoz no identificado del Comité Nacional de Cooperación Económica del Norte.