Publicado el jueves 07 de febrero del 2013

Se parapeta ex policía prófugo en hotel de San Diego

Notimex

SAN DIEGO — Un ex agente fugitivo de Los Angeles, quien esta madrugada asesinó a un policía e hirió a otros dos, se parapetó en un hotel de San Diego tras advertir que dispararía contra cualquier uniformado que intente detenerlo.

Christopher Jordan Dorner, un afroamericano de 33 años de edad, es seguido por la policía por ser sospechoso de haber matado a tiros a una pareja de novios el pasado fin de semana en la ciudad de Irvine, California.

Durante dos enfrentamientos con agentes de la policía, el ex oficial disparó y mató a un agente en el poblado de Corona, y luego hirió de bala a otros dos oficiales en la ciudad de Riverside. Uno de ello se encuentra grave.

Las autoridades desataron una cacería desde Los Angeles hasta la frontera con México.

El sospechoso se encontraba en Point Loma, una zona residencial junto al Pacífico en San Diego, lugar que fue rodeado por la policía.

De acuerdo a un portal de internet del diario Los Angeles Times, durante la persecución de Dorner en Torrance, la policía hirió esta mañana a dos repartidoras de diarios, al parecer por confusión.

Las mujeres recibieron impactos de bala de la policía, ninguna de gravedad, luego de que la camioneta en la que repartían los diarios fue confundida con una idéntica a la que conduce el ex policía prófugo.

Tras la difusión de fotografías de Dorner por parte de las autoridades policiacas del sur de California, un anciano de 81 años denunció que un hombre de color lo acosó y amenazó con un arma de fuego y que intentó robarle su bote.

De acuerdo al rotativo, Dorner intentó robar un bote en Point Loma para tratar de huir a México en los primeros minutos de este jueves, cuando se enfrentó a policías de Riverside.

Autoridades de diversas corporaciones policiacas del condado del sur de California se han declarado en alerta máxima en busca del vehículo que conduce el ex agente de la policía.

El sospechoso había insertado en su sitio de facebook una amenaza en contra de policías y sus familias tras haber sido despedido en el 2009 por falsos reportes de oficiales de capacitación.