Publicado el lunes 04 de febrero del 2013

Deja 22 muertos y 44 heridos atentado suicida en Irak

Notimex

MADRID — Al menos 22 personas murieron y 44 más resultaron heridas en un atentado suicida contra una milicia tribal progubernemental iraquí, que lucha contra la red al-Qaeda, al norte de Bagdad, informaron fuentes oficiales.

El atentado se registró en la localidad Taji, a unos 20 kilómetros al norte de la capital iraquí, en medio de un encuentro de combatientes de la tribu Sahwa, del denominado Consejo de Salvación, que combate contra al-Qaeda.

La policía indicó que el atacante, vestido de civil, se infiltró en medio de decenas de combatientes Sahwa que acudían a cobrar su salario y detonó su cinturón cargado de explosivos, según un reporte de la televisión Al-Jazeera.

"Recibimos una llamada que había habido una enorme explosión en la sede de los Sahw en Taji", indicó Furat Faleh, jefe de la Comisaría de la Policía de Taji.

Entre las víctimas fatales se encuentran tres soldados iraquíes y 19 miembros de la milicia sunnita Sahwa, conformada por combatientes sunnitas que cambiaron de bando y se unieron a las fuerzas de Estados Unidos y del gobierno iraquí para luchar contra al-Qaeda en Irak.

Los milicianos se encontraban en una base del Ejército iraquí, lo que explica que entre los muertos haya tres soldados iraquíes y otros nueve entre los 44 heridos, que fueron trasladado a varios hospitales de la región, destacó el reporte de la televisora qatarí.

El Sahw, conocidos también como "Hijos de Irak", son ex combatientes sunnitas que se rebelaron contra al-Qaeda en la provincia de Anbar, ante una serie de diferencias surgidas hace unos años.

El atentado se registró un día después de que dos coches cargados de explosivos golpearon un cuartel de la policía en la provincia de Kirkuk, también al norte de Bagdad, donde murieron al menos 30 personas y 90 más resultaron heridas.

Pese a que ningún grupo se responsabilizó del ataque de este lunes, el gobierno local aseguró que fue obra de la filial de al-Qaeda, la que se ha comprometido a recuperar el terreno perdido a las fuerzas estadounidenses y el Ejército iraquí.