Publicado el jueves 31 de enero del 2013

Petróleos de Venezuela podría perder el mercado estadounidense

Notimex

CARACAS — El experto en el ramo petrolero, José Toro Hardy, advirtió hoy que Venezuela podría perder el mercado estadunidense debido al proyecto de gasoducto que trasladará crudo extra pesado desde Canadá a refinerías en Texas.

Toro Hardy señaló que "el mercado petrolero mundial amenaza con cambios radicales en el corto plazo y la industria petrolera venezolana no está preparada para asumirlos".

El ex directivo de Petróleos de Venezuela (Pdvsa) dijo a Notimex que el gobierno de Estados Unidos proyecta la instalación del oleoducto Keystone XI, el cual facilitaría el traslado de crudo de Canadá al Golfo de México por una tubería de dos mil 730 kilómetros.

"Este oleoducto, aunque ha sido objeto de fuertes controversias, serviría para reducir la dependencia de importación de petróleos de países como Venezuela", añadió el catedrático jubilado de la privada Universidad Metropolitana (Unimet).

Enfatizó que el enorme potencial de reservas de crudo y su calificación como nación petrolera destacada, no son suficientes para ver a Venezuela inserta en la nueva jugada que emprenden otros grandes países petroleros y que emulan algunos emergentes.

"Un tercer elemento que se menciona como generador de cambios del mercado de hidrocarburos líquidos se refiere al incremento en la producción que registra Estados Unidos con el llamado shale oil o petróleo de lutitas", indicó el experto.

Dijo que si bien es cierto que hay demanda de crudo en términos generales, Venezuela no ofrece los mejores, ya que más del 50 por ciento del petróleo criollo es pesado y extra pesado con alto contenido de azufre, metales y además ácidos.

Indicó que ese factor atentará contra su colocación porque el crudo de esquistos es un petróleo ligero, por lo que se tendrían que construir en otros países refinerías "para recibir los crudos venezolanos y ello requiere grandes inversiones".

Afirmó que esta dramática realidad se agrava más en momentos en que Pdvsa está sumida en una crisis financiera y operacional que ha mermado tanto su flujo de caja como su producción.

Toro Hardy agregó finalmente que Venezuela no puede darse el lujo de perder este mercado, ya que necesita de las divisas petroleras, que permiten al gobierno mantener el nivel de compromisos y el abastecimiento de alimentos a través de una economía de puertos.