Publicado el miércoles 30 de enero del 2013

Llevan música a velorio de músicos en Monterrey

Agencia Reforma

MONTERREY, NL — No había lágrimas como comúnmente hay, el dolor se reflejaba en cantos y bailes vallenatos, el recuerdo se manifestaba con canciones y porras para dos kombos que velaban durante la madrugada en el norte de Monterrey.

El escenario era una funeraria ubicada en la Colonia San Martín, en la Avenida Camino Real y la calle De los Albañiles.

Adentro había tristeza, afuera también, pero el sonido de la música que le gustaba a Mario Alberto Beltrán Ortega, España, y Javier Flores Valerio, se escuchaba con mucho sentimiento.

Mujeres y amigos de estos dos integrantes del grupo Kombo Kolombia tuvieron el tiempo de sentarse, corear sus canciones y estar presentes en ese momento de llanto y resignación de sus familiares.

Había niños bailando, como un pequeño de apenas 2 años, danzando como lo hacen los adultos.

De fondo, canciones como La Barraquera y Marisol, muy conocidas del grupo vallenato, se escuchaba desde el interior del vehículo de unos amigos de los músicos que llegaron por la madrugada.

"Va para ti España, siempre vivirás en nuestros corazones", "España, España, ra ra ra", eran las porras y frases que lanzaban más de 50 personas que permanecían en las afueras de los velatorios.

Adentro, otro ciento acompañaba a los familiares de quienes fueran integrantes del grupo musical Kombo Kolombia y que fueron levantados el viernes y localizados sin vida en un pozo de agua, en Mina.

Ayer terminó la búsqueda y localizaron cuatro de los cuerpos de un total de 17 músicos, de los cuales hasta anoche 14 ya habían sido identificados por sus familiares.

Durante la tarde de ayer algunos de los cuerpos de los integrantes de la agrupación fueron velados en distintas funerarias.

"Ya van como cuatro grupos que vienen a cantar adentro, frente al féretro de los muchachos, porque hay mucho dolor y coraje por todo esto que pasó.

"No ha parado de haber música vallenata, hay mucho dolor entre todos nosotros, pero alegría porque eran personas que hacían mucho bien con lo que hacían, que era la música", contó uno de los asistentes a la funeraria.

Amigos de los músicos y familiares no paraban de llegar, hoy será un día muy largo en espera de su despedida final.

Finaliza entrega de cuerpos de músicos

Luego de tres días de búsqueda de restos humanos en un pozo de agua en el Municipio de Mina, Nuevo León, el Servicio Médico Forense informó que los cuerpos de los 17 integrantes y staff del grupo musical Kombo Kolombia fueron entregados a sus familiares.

De acuerdo con información oficial, los occisos fueron privados de la libertad la madrugada del viernes, luego de participar en un evento privado en el sitio conocido como La Carreta, donde había al menos 50 asistentes.

Se estableció que al lugar irrumpieron unos 10 hombres, accionaron armas largas al aire y plagiaron a los músicos y parte del equipo de apoyo para ejecutarlos y tirarlos en una noria.

Las labores de rescate iniciaron el domingo, luego que uno de los músicos secuestrados huyó de sus captores y delató el asesinato múltiple a las autoridades de la Procuraduría de Justicia estatal.

Ayer, las autoridades rescataron otros cuatro cadáveres y se retiraron a las 5 p.m. horas, por lo que se levantó la restricción al pozo de agua, que mide 75 centímetros de ancho y 15 metros de profundidad.

El vocero de Seguridad estatal, Jorge Domene, reconoció que aún no se tienen pistas para determinar el móvil del secuestro y el crimen masivo.

El funcionario afirmó que no habían encontrado alguna relación del grupo musical con el crimen organizado.