Publicado el martes 29 de enero del 2013

Presenta Obama los principios para una reforma migratoria

Notimex

LAS VEGAS — El presidente Barack Obama delineó el martes 29 los principios que una eventual reforma migratoria deberá contener aunque dejó en claro su intención de no dejar enteramente en manos del Congreso la definición de este debate.

Los principios presentados aquí por el mandatario reflejan los contenidos en la propuesta general acordada el lunes por un grupo bipartidista de senadores, con la notable ausencia de la condición impuesta por éstos al tema de la regularización.

Obama dijo que su expectativa es que sus principios “ofrezcan algunos indicadores principales a miembros del Congreso conforme detallan una iniciativa de ley”.

El mandatario recordó que sus ideas han contado de manera tradicional con el apoyo tanto de los demócratas como republicanos, incluyendo su antecesor, el ex presidente George W. Bush.

“El tiempo ha llegado para una reforma de sentido común, ahora es el tiempo”, declaró el mandatario, cuyas palabras se vieron interrumpidas por el grito de “¡sí se puede!, si se puede!, si se puede!”, coreado por las miles de personas que se dieron cita en la escuela secundaria Del Sol.

Los tres pilares propuestos por Obama incluyen un componente policiaco, tanto para fortalecer la seguridad en la frontera con México como para evitar contratación de trabajadores indocumentados, implementando un sistema más efectivo de verificación laboral.

“Tenemos que hacer frente a los 11 millones de indocumentados que están aquí de manera indocumentada. Para que una amplia reforma migratoria funcione debe dejar en claro desde su inicio que tiene que haber una ruta a la ciudadanía”, dijo.

Obama dijo que cualquier persona que califique para está regularización deberá cumplir una seria de requisitos, y aunque reconoció que el proceso no será rápido, “será justo”.

Finalmente indicó que esta reforma deberá reflejarse en el sistema mediante el cual este país permite el ingreso de nuevos inmigrantes a fin de que Estados Unidos pueda retener aquí a los potenciales talentos.

“Así es como debe lucir una reforma migratoria: una aplicación efectiva e inteligente de la ley, una avenida a la ciudadanía y una mejora de nuestro sistema de migración legal”, dijo.

Contraria a los principios ofrecidos por los senadores, Obama omitió condicionar la apertura de la regularización a la certificación de la seguridad fronteriza, lo que pareció desestimar al recordar que los cruces ilegales por la frontera con México se han reducido 80 por ciento desde el 2000.

Obama dejó en claro empero que si el Congreso no actúa con la prontitud que el tema demanda, él tomara el asunto en sus manos.

“Es importante reconocer que existe ya una fundación bipartidista para tomar acción y si el Congreso es incapaz de actuar de manera pronta yo voy a enviar una iniciativa basada en mi propuesta e insistir que la voten de inmediato”, dijo.

El mandatario dijo que aunque entiende que este es un tema que despierta pasiones, pidió no perder de vista que lo que está de por medio “no son políticas, sino gentes”.

“Es tiempo para la acción. No podemos permitir que la reforma migratoria se vea arrastrada por debates sin fin. Hemos estado debatiendo esto por mucho tiempo, de modo que no es que no sepamos qué es lo que se necesita hacer”, recordó.