Publicado el viernes 25 de enero del 2013

Documental expone caso que estremeció al país

Especial La Estrella Digital

No hay peor injusticia que la impartida erróneamente por la propia ley, pero tampoco hay mayor fuerza que la resiliencia del espíritu humano. La historia de “Los tres de West of Memphis” parece gritar a los cuatro vientos eso y mucho más.

La documentarista nominada al Óscar, Amy Berg, unió esfuerzos con Peter Jackson (de la trilogía Lord of the Rings) y Fran Walsh para dirigir y escribir el guión de la historia verídica de tres hombres, que ya habían sido objeto de tres documentales durante sus 18 años en prisión.

La idea era llevar a cabo una investigación visual como parte de la defensa para contrarrestar el injusto procedimiento que puso a los jóvenes en la cárcel. El resultado es un documental que lo dejará con la sangre helada y la boca abierta pensando en el terror que puede causar que la justicia sea mal aplicada.

La cinta, selección oficial del Festival de Cine de Sundance 2012, así como de los festivales de Deaunville y Toronto; lleva por título el nombre del poblado en Arkansas en donde se llevaron a cabo los hechos, simplemente, West of Memphis.

La historia no es sencilla, son 18 años de prisión, dos de investigación privada y mucha información contradictoria. Sin embargo, el asesinato de tres niños de 8 años en 1993 con el subsecuente encarcelamiento de Damien Echols de 18 años (al que le dieron pena de muerte por asesinatos en primer grado), Jason Baldwin de 17 años (cadena perpetua, más 40 años) y Jessie Misskelley Jr. de 16 años (cadena perpetua) es un caso de lo más oscuro, absurdo e injusto y por la mismas razones, terrorífico.

Casos de corrupción se conocen muchos, pero en la sentencia de los jóvenes hay también fanatismo, ignorancia y “circo para el pueblo”.

Damien Echols fue acusado de dirigir un grupo satánico, hubo testigos, y la actitud poco cooperativa del jovencito lo hicieron un objetivo fácil para las autoridades estatales, su mejor amigo fue también acusado; y también lo fue un Jessie Misskelley, un joven con serio retraso mental, que no tenía nada que ver con Echols o Baldwin, pero que atestiguó (después de horas de interrogación) que había visto como Damien y Jessie asesinaban a los chicos. Los dimes y diretes, contradicciones y demás siguieron por años, hasta que cambió la tecnología y dio luz a muchas inconsistencias.

El documental también cuenta cómo el renombrado productor Peter Jackson y su amiga Fran Walsh deciden ayudar a la esposa de Echols, Lorri Davis, a defender la vida de su amado, no sólo con dinero, sino con una película.

West of Memphis lo va a dejar impresionado y con ganas de leer más sobre el caso. Lo dejará con miedo, con la inseguridad que provoca saber que alguien puede acusar a una persona sólo porque sus ideas, su color de piel, su actitud ante la vida, su edad, su condición social o su ignorancia, lo hacen un blanco fácil. Pero también lo dejará con esperanza porque en algunos casos, a pesar de toda la pena, la justicia, aunque se tarde, prevalece.

También se estrenan:

Beware of Mr. Baker, Hansel and Gretel: Witch Hunters, Movie 43, Parker, Quartet

West of Memphis

Documental, drama

Dirige: Amy Berg

Con la participación de: Jason Baldwin, Jessie Misskelley Jr., Pam Hicks, Steve Jones, Jerry Driver, Sharon French, David Burnett, Michael Carson, Jessie Misskelley, Sr., Cindy Hobbs, Amanda Hobbs, Damien Echols, Lorri Davis, Peter Jackson, Fran Walsh, entre otros.

Clasificación: R

146 min.

***