Publicado el martes 22 de enero del 2013

Transcurren elecciones en Israel con calma y alta participación

Notimex

JERUSALÉN — Las elecciones en Israel para elegir a los 120 miembros del Parlamento (Knesset) transcurren en calma y con una alta participación, alrededor del 5.0 por ciento más respecto a los comicios de 2009, reportó el diario local Haaretz.

A media jornada del proceso electoral, el 46.6 por ciento de los votantes ha acudido a las urnas, frente a los 41.9 por ciento a la misma hora hace tres años y el 30.9 por ciento en 2006, según datos de la Comisión Central Electoral (CCE), citados por el rotativo.

La CCE expresó su satisfacción con las cifras obtenidas y confía en que las elecciones de este martes rompan todos los récords de participación, ya que se trata del mayor nivel de afluencia registrada en las últimas cuatro elecciones generales celebradas desde 1999.

De seguir esta tendencia, los observadores señalan que los partidos de centro izquierda podrían salir beneficiados, incluso la líder del Partido Laborista, Shely Yachimovich, afirmó que, si la participación es alta, todavía es posible derrotar al partido de Benjamín Netanyahu.

Sin embargo, el ministro de Educación y miembro del Likud, Gideon Sar, reconoció que su formación está "preocupada por los altos índices de participación registrados en zonas en las que la izquierda es fuerte".

Los más de 10,000 colegios electorales abrieron a las 7 a.m. hora locale y permanecerán abiertas hasta las 10 p.m. hora locale, en una jornada que transcurre hasta ahora con normalidad.

La Policía israelí informó que desde que comenzaron las votaciones se han registrado al menos 65 denuncias por delitos relacionados con el proceso electoral, las cuales ya están siendo investigadas.

Explicó que la mayor parte de las denuncias corresponden a amenazas, altercados y remoción de carteles o confusión en la disposición correcta de papeletas, que en Israel corresponden a letras del alfabeto hebreo.

Entre los principales políticos israelíes que han emitido su voto figuran el presidente Shimon Peres, el propio primer ministro Netanyahu, la líder del Partido Laborista, Shelly Yacimovich, así como la ex ministra de Exteriores, Tzipi Livni.

Tras votar en un colegio electoral en Jerusalén, el jefe del gobierno dijo: "pese a no ser un día lluvioso, espero que haya una lluvia de votos" para Likud-Israel Beiteinu, la coalición que lidera.

La coalición que encabeza el primer ministro concurre como clara favorita, aunque, según las encuestas no logrará una mayoría suficiente para gobernar en solitario y tendrá que elegir entre pactar con los partidos de centro e izquierda o con la derecha ultraortodoxa.

Más de cinco millones y medio de israelíes están llamados a acudir a las urnas para elegir a los 120 miembros del Parlamento, que a su vez designarán al nuevo primer ministro, en unos comicios en los que el partido de Netanyahu es el favorito.

Los comicios, en los que participan 34 partidos, fueron convocados de manera anticipada por Netanyahu, después de que su gobierno no logró el apoyo suficiente en el Knesset (Parlamento) para sacar adelante el presupuesto del año 2013.