Publicado el viernes 18 de enero del 2013

Recorta premier japonés gira por Asia para atender crisis de rehenes

Notimex

TOKIO — El primer ministro japonés, Shinzo Abe, decidió recortar su primera gira al extranjero, desde que asumió el cargo en diciembre pasado, para centrarse en la crisis de los rehenes de Argelia.

El secretario del gabinete, Yoshihide Suga, señaló que Abe, actualmente en Indonesia, volverá a casa inmediatamente después de la celebración de varias reuniones y conferencias de prensa con el presidente Susilo Bambang Yudhoyono.

Abe canceló otros eventos en Yakarta para regresar en la mañana del sábado a Tokio, luego que el paradero de al menos una docena de japoneses que trabajan en la planta de gas en Argelia sigue siendo desconocido.

Tras la ofensiva de las fuerzas especiales del ejército argelino para rescatar a los rehenes en poder de un grupo armado islámico, la situación es confusa sobre la suerte de muchos cautivos extranjeros.

Argelia fue objeto de fuertes críticas de la comunidad internacional debido a los crecientes temores de que decenas de rehenes extranjeros siguen desaparecidos después de una incursión de un comando para recuperar la planta de procesamiento de gas.

El Ministerio de Relaciones Exteriores de Japón convocó al embajador argelino para exigir una explicación de porqué los gobiernos extranjeros no recibieron ninguna advertencia antes de intentar poner fin a la toma de rehenes.

Al menos 14 ciudadanos japoneses siguen desaparecidos a raíz de la cuestionada operación en la planta de gas en Argelia, mientras que otros tres son reportados a salvo.

En Yakarta, Abe confirmó a los periodistas que acortará su estancia en Indonesia, la última escala de su gira por tres naciones, reportó la agencia japonesa de noticias Kyodo.

El primer ministro prometió todos los esfuerzos para asegurar el rescate de los rehenes japoneses y dijo que convocará a una reunión de un grupo de trabajo gubernamental inmediatamente después de llegar a Tokio en las primeras horas del sábado.

El embajador japonés en Argelia se reunió con sus homólogos de Reino Unido, Francia, Noruega, Rumania y Estados Unidos para solicitar al ministro de Asuntos Exteriores argelino verificar rápidamente la seguridad de los rehenes.