Publicado el viernes 18 de enero del 2013

LUV: Decisiones que transforman el camino a seguir en la vida

Especial La Estrella Digital

¿Inocencia perdida? ¿Malas influencias? ¿Falta de conciencia propia?

Todas esas y otras incógnitas intentarán resolverse con la historia del protagonista de la ópera prima en largometraje del director y coguionista Sheldon Candis que lleva por título simplemente LUV (un neologismo inglés que sirve para expresar amor –love– de manera casual) aunque bien podrían ser las iniciales de una frase más personal entre los personajes principales de esta trama, pero esa lectura la dejaré a su criterio.

La idea de LUV es sencilla, cada ser humano enfrentará en su vida decisiones éticas que lo harán escoger su camino, puedes decir sí o no, elegir entre el bien o el mal; puedes ser el dueño o el que renta el terreno, el súper héroe o el maleante, el que cree en lo que le dice su mentor o el que descubre que su mentor no vale nada.

Es en ese momento de la vida en el que LUV alcanza a Woody (Michael Rainey Jr.) un adolescente de 11 años que vive con su abuela en Baltimore; su madre se supone está recuperándose de un problema en Carolina del Norte (aunque el auditorio no alcanza a descubrir si esto es verdad o no) y su tío Vincent (Common), acaba de salir de prisión y quiere rehacer su vida. La mañana del primer día en el que Vincent regresa a la casa que su madre comparte con Woody será cuando cambie la vida del jovencito para siempre.

Vincent decide que Woody no se va a presentar a la escuela ese día, el pequeño no tiene idea de que la fascinación que siente por su tío se convertirá en un sentimiento completamente diferente al terminar la jornada. Pues lo que inicia como una escapada con el tío favorito degenerará en drogas, asesinatos y estafas obviamente muy poco aptas para menores.

Poco a poco durante sus horas juntos Woody tendrá que ir tomando decisiones que forjarán el resto de su existencia y la de las personas que lo rodean.

LUV es una película que en primera instancia no tiene como objetivo impresionar, de hecho el predecible guión te dice desde el inicio lo que puedes esperar de la misma. Sin embargo, las actuaciones de Common y Michael Rainey Jr. son verdaderamente impresionantes. El pequeño Rainey, en su primer protagónico, se luce en la pantalla y le permite al auditorio entrar en el torrente de sentimientos de un niño confundido que simple y llanamente no cuenta con una guía.

El personaje de la súper conocida estrella del rap y el hip-hop Common, Vincent, es multidimensional y el actor y cantante logra plasmar cada una de sus disyuntivas impecablemente; ahí está el hombre que desea ser un mentor y un ejemplo, ahí también el hijo pródigo, pero también ahí está el estafador y el asesino. Lo interesante será ver qué de lo bueno o lo malo de su tío será la elección de Woody.

Buenas actuaciones, muchos momentos enternecedores y sobre todo la lección de que a pesar de que a un guión le falte punch, con buenas actuaciones se puede hacer una película decente. Buen intento de Candis, seguramente seguiremos escuchando el nombre de este novel cineasta.

También se estrenan:

Amour, Broken City, Gregory Crewdson: Brief Encounters, The Last Stand, Mama

LUV

Drama

Dirige: Sheldon Candis

Actúan: Common, Michael Rainey, Jr., Danny Glover, Dennis Haysbert, Charles S. Dutton, entre otros.

Clasificación: R por violencia, lenguaje soez, drogas.

95 min.

***