Publicado el viernes 18 de enero del 2013

Siguen a paso firme los Dallas Sidekicks

Especial La Estrella Digital

Tras su victoria de 6-2 sobre Chicago Mustangs, los Dallas Sidekicks se mantienen de líderes de la Profesional Arena Soccer League con marca de 9-1, mientras que sus víctimas los Mustangs se quedan en el segundo lugar de la División Central con 9-3.

Los aficionados de Dallas no sólo salieron felices del Allen Event Center, sino que ahora se saborean el juego más esperado por los conocedores de este deporte, Sidekicks vs. Sockers, que se jugará el próximo domingo 27 de enero en AEC.

La rivalidad de los Dallas Sidekicks con San Diego Sockers en el Indoor Soccer Profesional tiene más de 20 años, de hecho son las dos franquicias más antiguas de este deporte que aún se mantienen activas, luego de que se retiraran por un tiempo cansados de la inconsistencia de los directivos de las ligas que aparecen y desaparecen.

Su rivalidad comenzó el 7 de noviembre de 1984, cuando los Dallas Sidekicks en su primer temporada en la MISL, los recibieron en el Reunion Arena y perdieron 8-4 ante 3,239 aficionados, una asistencia nada comparada con los 17,710 aficionados que llenaron el American Airlines Center el 19 de agosto del 2001 cuando el triunfador fue Dallas Sidekicks por 6-5 en una emocionante final resuelto en tiempo extra.

En el récord de todos los tiempos San Diego Sockers, logró más victorias 63-35, de hecho era difícil que los Sidekicks fueran a San Diego y pudieran ganar, pero les queda la satisfacción de haberles ganado dos finales, en el 1993 y el 2001, aunque Dallas fue eliminado en dos ocasiones en semifinales por San Diego, en 1989 3-4 y en 1992 por 2-4.

La última vez que estos dos equipos se vieron la cara fue el 31 de enero del 2004 en la WISL, jugaron en el Reunion Arena (escenario demolido) y el ganador fue una vez más, los Dallas Sidekicks por marcador de 7-3 ante una asistencia de 5,627 aficionados.

Meses después los Sidekicks decidieron dejar la liga tras 21 años de historia.

Pero en mayo del 2012, Tatu y un grupo de empresarios decidieron regresar al profesionalismo con sus Dallas Sidekicks y siete de esos jugadores que en aquella última ocasión se enfrentaron a los Sockers, siguen de pie con los Sidekicks. Ellos son: Edilson Xavier Sagu, Patrick Shamu, Nick Stavrou, Ricardinho Cavalcante, Chad Deering, Kiley Couch y Shaun David. Nueve años después, los San Diego Sockers aun conservan de ese plantel del 2004 al jugador Paul Wright.

Los nuevos goleadores de los equipos son, por Dallas Sidekicks: Franck Mbemba y Jamie Lovegrove, pero ni juntos lo que han anotado (15 y 13) podría alcanzar al goleador de San Diego y la liga, Kraig Chiles que lleva 38 anotaciones y fue el Jugador Más Valioso en el 2010-2011 y también en 2011-2012.

Esta vez se espera una asistencia de 6,500 aficionados que es el máximo de la capacidad de Allen Event Center y los boletos a una semana del encuentro están a punto de agotarse de acuerdo a versiones de la directiva de los Dallas Sidekicks.

Antes los Sidekicks viajarán este sábado a Hidalgo, Texas para enfrentar al Flash –a quien han ganado ya en tres ocasiones– para después recibir a San Diego Sockers, único invicto en la liga.