Publicado el viernes 18 de enero del 2013

Vaticinan grave crisis política en Venezuela

Notimex

CARACAS — La decisión del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) de posponer la juramentación del presidente Hugo Chávez podría desatar una grave crisis política en Venezuela, advirtió hoy la politóloga Elsa Cardozo.

"Esta contradictoria decisión, que dejó a Venezuela sin presidente, resulta por demás descabellada e inejecutable, y no quisiera ni imaginar las consecuencias negativas que podrían tener para el país", precisó a Notimex la doctora en Ciencias Políticas.

Cardozo destacó que el fallo del TSJ crea una situación muy crítica, ya que el vicepresidente Nicolás Maduro no puede ejercer la Presidencia temporalmente, mientras el presidente reelecto mejora, tal y como lo decretó el máximo tribunal del país.

"Esta sentencia de antología ratificó a todo el tren ministerial con la peculiaridad de que el encargado de la Presidencia es el vicepresidente, y en Venezuela el cargo de vicepresidente no es un cargo de elección popular, sino del propio presidente", señaló.

Advirtió que Maduro no podrá suscribir acuerdos, convenios económicos, resoluciones y otros, porque él no es presidente encargado, sino "vicepresidente de un período que feneció el 10 de enero, lo que podría ocasionar una parálisis total del país".

Recalcó que "la situación es muy delicada constitucionalmente porque posponer la juramentación, algo que se puede hacer, no tenía por que conllevar la ratificación del equipo de gobierno y que, en consecuencia, el vicepresidente continuará en sus funciones".

A su juicio, "el posponer la juramentación debió ir de la mano con la decisión, que es lo que establece la Constitución, de que se encargara de la presidencia quien ahora preside la Asamblea Nacional (Congreso unicameral), que es el señor Diosdado Cabello".

"Era Diosdado Cabello quien provisoriamente tenía que haber asumido la presidencia el pasado 10 de enero, cosa que desde el punto de vista funcional-operativo habría sido conveniente", dijo la catedrática retirada de la pública Universidad Central de Venezuela.

La académica agregó que "la situación es institucionalmente muy frágil, muy peculiar" y adelantó que "el propio chavismo va a terminar siendo víctima de ella, porque no existen procedimientos que objetivamente resuelvan el grave problema creado".