Publicado el viernes 18 de enero del 2013

Vislumbran "señales alentadoras" de republicanos sobre inmigración

Notimex

WASHINGTON — Los republicanos, que por mucho tiempo se opusieron a un camino para legalizar a unos 11 millones de indocumentados en Estados Unidos, están mostrando "señales alentadoras", indicó hoy el periódico The Washington Post.

En un editorial el diario citó como ejemplo que el presidente del Comité de Presupuesto de la Cámara de Representantes y ex candidato a la vicepresidencia de Estados Unidos, el republicano Paul Ryan, ha apoyado un plan sobre inmigración del senador republicano Marco Rubio.

Señaló que la parte central del plan de Rubio, de origen cubano y mencionado como un político ascendente del partido, incluye un elemento nuevo, que es el camino a la ciudadanía, aunque por etapas para los indocumentados.

El diario recordó que en su campaña por el Senado en 2010, Rubio denunció lo que consideró como una "amnistía" para los inmigrantes sin papeles, pero destacó que su posición ahora representa un cambio pero "también requiere agallas".

La propuesta de Rubio, al igual que otros planes presentados por los demócratas por años, incluye además control fronterizo, verificación de empleo, programas de trabajadores temporales y más visas para extranjeros graduados en Ciencias, Tecnología e Ingeniería, enfatizó.

El presidente Barack Obama, que prometió que la inmigración será una prioridad en su segundo mandato que inicia el domingo, apoya un camino a la ciudadanía con la condición de que los indocumentados paguen una multa, aprendan inglés y se sometan a una revisión de sus antecedentes penales.

El plan de Rubio incluye esos elementos, pero la diferencia es que los beneficiarios calificarían para un estatus legal temporal, para luego solicitar la residencia permanente y un camino a la ciudadanía, detalló el diario.

The Washington Post señaló que otros republicanos prominentes, reconociendo que Obama logró el 71 por ciento del voto de los hispanos en su reelección en noviembre pasado, se están dando cuenta de que deben cambiar la retórica sobre inmigración y extenderles una "rama de olivo".

Rubio, uno de apenas tres hispanos en el Senado, ha dejado en claro que está determinado a llevar el liderazgo, pero la pregunta es que si su partido, tanto en el Congreso como en los estados, se les puede convencer para que muestren más moderación, anotó el diario.