Publicado el jueves 17 de enero del 2013

Libera Argelia a 600 rehenes de gasera tomada por islamistas

Notimex

MADRID — El Ejército de Argelia liberó a unos 600 trabajadores retenidos por islamistas desde hace más de 24 horas, junto con decenas de extranjeros, en una planta de gas del sur del país, informaron fuentes oficiales argelinas.

La liberación se logró en el marco de un operativo especial lanzado por el Ejército para liberar a cientos de empleados retenidos por un grupo ligado a la red al-Qaeda, acción que habría dejado un sinnúmero de víctimas fatales.

Helicópteros militares bombardearon las instalaciones de la planta de gas natural de Ain Amenas, en el sur de Argelia, como parte de la operación de rescate.

La planta, operada por el gigante petrolero Bristih Petroleum (BP), fue atacada el miércoles poco antes del amanecer por entre 20 y 30 islamistas encapuchados, que tomaron como rehenes a cientos de trabajadores, entre ellos 41 extranjeros.

La agencia estatal argelina APS, que citó a fuentes locales, confirmó la puesta en libertad de los 600 trabajadores, al parecer argelinos, aunque no dio detalles sobre cómo se produjo la liberación y el saldo, que según los propios rebeldes cobró cerca de 50 vidas.

Un portavoz del grupo Katiba Moulathamine (Batallón Moulathamine), que se responsabilizó del ataque, aseguró que 34 de los cautivos murieron en el fallido operativo militar del Ejército argelino, varios de ellos extranjeros.

"En el ataque fallecieron también 15 de nuestros yihadistas (combatientes islámicos)", destacó el portavoz del grupo terrorista en una llamada telefónica a la agencia mauritania de noticias Nouakchott (ANI), informó la televisora Al Jazeera.

La agencia argelina informó previamente que cuatro extranjeros –un francés, dos británicos y un keniano–, fueron liberados durante la operación militar contra los rebeldes islamistas, que seguía en marcha, con apoyo de aviones y helicópteros de combate.

El ataque de rescate fue lanzado después de que unos 50 rehenes, 30 de extranjeros, lograron escapar de sus captores, en medio de la confusión por los movimientos del Ejército en los alrededores de la planta de gas.