Publicado el miércoles 16 de enero del 2013

Exige presidente Obama prohibir las armas de asalto

Agencia Reforma

WASHINGTON — Acompañado por el vicepresidente Joe Biden y rodeado de niños, el presidente Barack Obama presentó 23 acciones ejecutivas para frenar la violencia por armas de fuego, las cuales firmará más tarde, y anunció que lanzará una iniciativa para restablecer la prohibición a las armas de asalto y cargadores de alta capacidad.

Tras señalar que corresponde a la sociedad brindar protección a los niños del país, Obama prometió hacer uso de todas sus facultades para evitar más tiroteos masivos como el de hace un mes en una primaria de Connecticut.

"Estoy proponiendo una legislación que prevenga cada acto de maldad. Si hay al menos una vida qué salvar, tenemos una obligación que hacer", dijo el presidente.

Ante la oposición que persiste en algunos sectores sobre un endurecimiento del control de armas, Obama aseguró que respeta la Segunda Enmienda pero apuntó que se debe evitar que las armas que algunos compran para caza o colección sean empleados por otros en actos malévolos.

"Creo que la mayoría coincide, en que si Estados Unidos aleja armas de sujetos peligrosos, habría menos tragedias", expresó.

"El Congreso debe restringir acceso a armas militares. El tipo de rifle de asalto usado en una guerra, por ejemplo, tiene el propósito de hacer el mayor daño posible, eso es lo que permitió al tirador de Aurora atentar contra 70 personas, matando a 12. No hay lugar para armas de militares en una sala de cine. Debemos ponernos más fuertes con personas que vendan armas a la delincuencia".

El presidente reconoció que la iniciativa que presentará la próxima semana al Congreso enfrentará fuerte rechazo, por lo que llamó a la sociedad a ejercer presión.

"Va a ser difícil, van a haber políticos que dirán que es un asalto a la libertad. Harán lo que sea para evitar una reforma de sentido común. La única manera de hacerlo, es que sus partidarios, miembros, digan: esta vez será diferente", subrayó Obama.

"Esto no pasará a menos que el pueblo estadounidense lo demande".

Entre las medidas delineadas por un equipo que lidera Biden, y que hoy fueron presentadas por Obama, también está el endurecimiento de la revisión de antecedentes para quienes deseen comprar armas.

"La ley ya requiere investigación de antecedentes. La ley ya lo contempla, pero es difícil reforzar esa medida, cuando el 40 por ciento de la compra de armas ocurre sin investigación de antecedentes. Es sentido común. Investigación de antecedentes universal. No hay razón por lo cual no hacerlo", apuntó el Mandatario.

El presidente emplazó al Congreso a aprobar las leyes que sean necesarias para proteger a la sociedad de tiroteos masivos.

"El Congreso tiene que tener un trabajo, tenemos que ponernos más fuertes con las personas que compran armas, que las compran para luego revenderlas a criminales", exigió.