Publicado el martes 15 de enero del 2013

Atentado acaba con la vida de legislador en Irak

Notimex

MADRID — El legislador Ayfan Sadoun al-Essawi, miembro del bloque político sunnita Iraqiya, falleció en un atentado suicida en la occidental provincia iraquí de Anbar, que dejó además otros seis muertos e igual número de heridos.

"El legislador Ayfan Sadoun al-Essawi y cuatro de sus guardaespaldas fueron asesinados en un ataque suicida en la provincia de Anbar", informó la oficina de prensa del parlamentario iraquí, según un reporte de la televisora Al Yazira.

En un comunicado, Sohaib Haqi, el jefe de la oficina de al-Essawi, explicó que el legislador falleció trabajando, durante la inspección de una carretera que se construye para conectar a Anbar con la sureña ciudad de Fallujah.

"El momento en que salió del coche para comprobar los avances de la carreteras a Fallujah había un hombre. Él vino hacia al-Essawi, lo abrazo y se voló a sí mismo", indicó Haqi al explicar el fallecimiento del legislador.

Al-Essawi, miembro del bloque Iraqiya, uno de las facciones que integran el gobierno de unidad nacional del primer ministro Nuri al-Maliki, fue dirigente de la Sahw, una de las milicias tribales que lucharon contra la red al-Qaeda desde fines de 2006.

"No hay duda de que al-Essawi era el blanco porque dirigió una lucha contra al-Qaeda. Es por eso que habrían atentados contra él", afirmó por su parte Sadoun Ubaid, vicepresidente del Consejo de la provincia de Anbar.

Fuentes del Hospital General de Fallujah confirmaron un total de ocho muertos, entre ellos cuatro de los guardaespaldas del legislador y dos civiles, además de al Essawi y el atacante suicida, así como seis heridos, incluyendo cuatro guardias del político.

Al-Essawi, de 37 años de edad, ingresó al parlamento iraquí hace poco más de un año, después de que otro parlamentario sunnita, Khaled al-Fahdawi, fue asesinado en un ataque suicida en la mezquita de Umm al-Qura, oeste de Bagdad, en agosto de 2011.

Es muy probable que el ataque contra el legislador aumente la tensión en Irak por la crisis política que vive y que ha enfrentado a al-Maliki con el bloque de Iraqiya, que con frecuencia ha exigido su dimisión.

La provincia de Anbar, que está dominada por la minoría sunnita de Irak, ha sido escenario en las últimas semanas de protestas contra el gobierno chiíta de al-Maliki.