Publicado el lunes 14 de enero del 2013

Afirma Obama que mentiras alimentan la oposición a control de armas

Notimex

WASHINGTON — El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, tachó hoy de mentiras las acusaciones de que su idea de imponer más controles sobre la tenencia de armas de fuego tenga como propósito quitárselas a sus propietarios legítimos.

"Creo que este es un temor avivado por quienes están preocupados por la posibilidad de que haya alguna legislación", dijo el mandatario, en lo que pareció ser una alusión a la Asociación Nacional del Rifle (NRA, por sus siglas en inglés).

Hablando en conferencia de prensa, el jefe de la Casa Blanca dejó en claro que las acciones de su gobierno están orientadas a evitar que hechos como los de Newtown, Connecticut, donde fueron asesinados 20 menores de edad por un joven con un rifle de asalto, se puedan repetir.

"Los propietarios responsables que tienen armas para su protección, para cazar o para deporte no tienen nada de qué preocuparse", asentó.

Obama indicó que el debate no tiene nada que ver con la segunda enmienda constitucional que garantiza este derecho, "pero sí existen pasos sensibles" para evitar nuevas masacres.

"Parte del reto que enfrentamos es que aún el menor indicio de alguna legislación sensata, responsable en esa área es vista como una señal de que se le van a quitar a todos sus armas", dijo.

Obama reconoció que quienes se oponen a regular más la tenencia y venta de armas cuentan con recursos "bastante efectivos para alentar los temores en parte de los propietarios de armas de fuego de que el gobierno está detrás de sus armas".

El mandatario reafirmó su intención de adoptar algunas acciones al amparo de su autoridad ejecutiva en este frente, en adición a las iniciativas de ley que eventualmente su gobierno pueda impulsar.

Éstas podrían estar dirigidas a áreas como la recolección de información, monitoreo de esta base de datos, aunque no hizo precisiones.

Reconoció que la batalla en el Congreso para aprobar nuevas leyes en este sentido será difícil, pero que al final los legisladores deberán decidir si anteponen el interés de grupos al bienestar nacional.

"Creo que habrá un debate y tendrán que examinar su propia conciencia", precisó.

Obama dio a conocer que en los próximos días presentará a los estadunidenses un plan detallado sobre las 0acciones que impulsará su gobierno a partir de las recomendaciones que recibirá del vicepresidente Joe B0iden.

Biden encabeza el grupo de trabajo de la Casa Blanca sobre violencia armada, al amparo del cual celebró en días pasados reuniones con grupos interesados en el tema en busca de consensos para promover eventuales iniciativas de ley.