Publicado el lunes 14 de enero del 2013

Exige Obama elevar límite de deuda

Agencia Reforma

WASHINGTON — El presidente Barack Obama pidió al Congreso elevar pronto el tope de deuda del gobierno federal, ya que, en caso de no hacerlo, las prestaciones de seguridad social y cheques de los veteranos se retrasarán.

"Ellos no obtendrán una recompensa a cambio de no hacer quebrar la economía", dijo, en la última conferencia de prensa de su primer mandato.

"La fe y el crédito de los que goza Estados Unidos no son una moneda de cambio. Y es mejor que decidan pronto porque el tiempo se acaba", manifestó.

"Inversores de todo el mundo se preguntarán si Estados Unidos ha dejado de ser una apuesta segura para su dinero".

Tras negociaciones de último momento, los republicanos, mayoría en la Cámara de Representantes, cedieron finalmente a un aumento de los impuestos para los contribuyentes más ricos, para no ser responsables del "precipicio fiscal" que se avecinaba, un choque de austeridad que se activaba automáticamente en ausencia de un acuerdo.

Pero ahora, la administración de Obama busca elevar el techo de la deuda, una prerrogativa del Congreso sin la cual el gobierno federal se encuentra insolvente técnicamente.

Los republicanos quieren utilizar este tema como medio para lograr lo que no consiguieron en la primera ronda de negociaciones: recortes sustanciales en el gasto, especialmente en los programas sociales.

Obama sostuvo que la negativa republicana a elevar el límite de la deuda pública podría llevar a Estados Unidos a caer en una cesación de pagos, lo que le impediría al gobierno garantizar beneficios de la Seguridad Social a algunos ancianos y podría llevar a la economía a una recesión.

"Sería una herida autoinfligida a la economía", sostuvo.

Por otro lado, el Mandatario dijo que pronto pedirá al Congreso promulgar una nueva ley sobre regulación de armas a raíz del ataque en diciembre que dejó 20 niños y seis maestras muertas en una escuela primaria de Newtown, Connecticut.

"La creencia de que debemos tener mayores controles de antecedentes, de que podemos hacer un trabajo mucho mejor en términos de mantener los cargadores de gran capacidad fuera de las manos de las personas que no los deberían tener, una prohibición de rifles de asalto que sea significativa, esas son cosas que sigo creyendo que tienen sentido", dijo.

Sin embargo, dado que enfrentan una fuerte oposición de la Asociación Nacional de Portadores de Armas (NRA, por sus siglas en inglés), Obama reconoció que los legisladores tal vez no aprueben todo lo que pide.