Publicado el lunes 14 de enero del 2013

Demandan gobierno y guerrilla de Colombia celeridad en diálogo de paz

Notimex

LA HABANA — El gobierno de Colombia y la guerrilla de las FARC reanudaron hoy aquí su diálogo de paz con llamamientos por separado a acelerar la marcha del proceso iniciado en noviembre del año pasado en La Habana.

En un comunicado, las rebeldes Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) conminaron este lunes al gobierno de Juan Manuel Santos a cesar lo que llamaron "retórica guerrerista" y sus "falsas promesa de solución a los problemas sociales.

A su vez, el negociador del gobierno, el exvicepresidente Humberto de La Calle, dijo que los diálogos, que tuvieron un receso navideño, "necesitan un nuevo ritmo" para poner fin al conflicto armado de casi medio siglo.

"Necesitamos más ritmo. Este gobierno es de resultados, queremos movernos con toda responsabilidad, pero a la velocidad que el país espera para alcanzar estos resultados en beneficio de Colombia", dijo De la Calle, antes de viajar a La Habana.

Las conversaciones, con Noruega y Cuba como países garantes y Chile y Venezuela como acompañantes, se reanudaron después de 25 días de receso.

El tema aún pendiente de solución y que se aborda desde primera hora en la capital cubana es la política de desarrollo agrario integral, el primero de los seis puntos que componen la agenda de negociaciones.

Al cerrar el 21 de diciembre el primer ciclo, las delegaciones dijeron en un comunicado conjunto que el acercamiento ha transcurrido "en un ambiente de respeto y espíritu constructivo".

En declaraciones a periodistas en el Palacio de Convenciones, sede de las pláticas, el jefe negociador guerrillero Iván Márquez (Luciano Marín Arango) reiteró que el cese de fuego unilateral decretado por las FARC termina el 20 de enero "y no más".

Después demandó que "en lugar de tanta retórica empecemos con propuestas concretas para ver como avanzamos. Queremos llegar ponto a un entendimiento", aseguró.

Agregó que su delegación va a analizar "muy bien y utilizar como insumo para primer punto de agenda todo lo que nos ha dicho la ciudadanía y organizaciones sociales y políticas" en los foros realizados en Bogotá.

En la mesa de conversaciones instalada en La Habana el 19 de noviembre pasado, las partes acordaron varios mecanismos de participación ciudadana, entre ellos un foro agrario celebrado en Bogotá y una página web que ha recogido más de tres mil propuestas.

Márquez leyó un comunicado de 15 incisos en que se propone una reforma rural y agraria integral y exige al gobierno que no prolongue más "las soluciones al grave problema del latifundió y los despojos de tierra".

Según De la Calle, "en este momento ya estamos en discusiones de fondo y concretas sobre cada uno de los temas específicos incluidos en este punto. El gobierno mantiene firme su posición de avanzar en las conversaciones sin desviarse de los puntos acordados en la primera fase de los diálogos".

El acuerdo General firmado en La Habana el 26 de agosto pasado, incluye además del tema agrario la participación política, el problema del narcotráfico, el fin del conflicto, la atención a las víctimas y los mecanismos para verificar y refrendar lo pactado.