Publicado el lunes 14 de enero del 2013

Entran en vigor medidas migratorias que flexibilizan salida de Cuba

Notimex

LA HABANA — Cuba puso en vigor a partir de hoy nuevas regulaciones migratorias que flexibilizan trámites al hacerlos menos engorrosos y caros, además eliminan el controversial permiso de salida.

La "carta de invitación" procedente del país receptor también fue erradicada por la nueva ley que ahora sólo exige para salir del país tener un pasaporte corriente habilitado y la visa hacia el país de destino.

A partir de este lunes se apreció notable afluencia de personas en las oficinas del Carné de Identidad y Registro de Población, así como de Inmigración y Extranjería del país, con un total de 195 sitios habilitados para ello, para gestionar pasaportes.

Las nuevas regulaciones, anunciadas el pasado 16 de octubre, amplían de 11 a 24 meses el tiempo permitido de permanencia fuera del país sin perder el estatuto de ciudadano residente.

A la vez, permiten la salida temporal de menores de 18 años previa autorización notarial de sus padres o representantes legales.

"Por fin mi hijo podrá ir a ver a su padre que trabaja en Ecuador. Él regresará, no se va a quedar", dijo entusiasmada a Notimex Viviana Armenteros, una profesora de secundaria básica.

El principal problema para los potenciales viajeros, además de contar con el dinero suficiente para habilitar pasaporte y comprar boleto, es obtener la concesión de la visa por el país de destino.

En el caso de los emigrados, podrán visitar Cuba por hasta 90 días, 60 más de los reglamentados hasta ahora y se amplían las causas de la repatriación en casos como los que dejaron la isla con menos de 16 años.

El gobierno del presidente Raúl Castro acordó además permitir la entrada temporal de quienes emigraron de manera ilegal tras los acuerdos migratorios de 1994 con Estados Unidos, una vez trascurridos ocho años de su salida.

Según la nueva ley migratoria, los profesionales de la salud y el deporte que salieron de Cuba después de 1990 podrán visitar el país también luego de ocho años de la partida.

Quedaron exceptuados de esta medida, "por razones de defensa y seguridad nacional", quienes lo hicieron a través de la Base Naval de Guantánamo que mantiene Estados Unidos en el extremo oriental de la isla.

Sin embargo, el cambio en la legislación anunciado en octubre pasado mantiene "filtros" para viajar libremente al extranjero, un impedimento que rigió durante medio siglo en esta isla y considerado incongruente con legislaciones de otros países.

Es el caso de varias categorías de profesionales, personas consideradas "vitales" por razones de "interés público" y atletas de alto rendimiento, quienes necesitarán autorización especial para entrar y salir de Cuba.

Otra restricción invoca razones de "defensa y seguridad nacional", en lo que los disidentes de la isla han considerado un candado para impedirles sus visitas a otras naciones.

La bloguera opositora Yoani Sánchez, quien ha recibido una veintena de negativas de viaje, escribió este día en su cuenta en Twitter: "Calculo que en la primera semana de febrero tendré mi pasaporte y ya podré viajar... cruzo los dedos. Cuando esté en el avión lo creeré".

Al justificar la vigencia de algunas restricciones, el gobierno cubano fustigó en los últimos días la política de Estados Unidos hacia la isla, acusando a Washington de manipular el tema migratorio como "instrumento de presión o chantaje político".