Publicado el viernes 11 de enero del 2013

Desarticulan en España red con material para programa nuclear iraní

Notimex

MADRID — La policía española detuvo en el País Vasco, norte de España, a dos personas y desarticuló una red de tráfico de material destinado al programa nuclear iraní, informó hoy el Ministerio del Interior.

En un comunicado, la dependencia indicó que tras la investigación iniciada en marzo anterior se interceptó en el peaje de Durango (provincia vasca de Vizcaya) un camión trailer que tenía como destino Irán y donde se incautó del mismo toda la mercancía del interior.

El contenedor incluía válvulas de material conocido como Inconel, que contiene una aleación con más del 25 por ciento de níquel y 20 de cromo en peso, que determina su alta resistencia a la corrosión y las hace aptas para su uso en la industria nuclear.

Indicó que la carga, propiedad de una empresa con sede social en el País Vasco, "utilizaba a su vez a otras compañías pantalla en los Emiratos Árabes para la triangulación de los envíos, canalizando los cobros a través de bancos en terceros países".

El ministerio señaló que un factor clave en la detección y descubrimiento de estas actividades ilegales fue el exhaustivo control de las exportaciones, a través la Dirección Adjunta de Vigilancia Aduanera.

"Este trabajo se realiza con el fin de impedir la adquisición de productos y tecnologías de doble uso por los países señalados como sensibles en los foros internacionales y cuyo destino final es la proliferación o desarrollo de armas de destrucción masiva (ADM) del tipo nuclear, radiológico, biológico y químico (NRBQ)", agregó.

Expuso que "el control sobre este material, así como sobre el desarrollo de programas de armas de destrucción masiva, constituye uno de los objetivos prioritarios de los servicios de inteligencia occidentales".

La nota recordó que la Unión Europea (UE) y Estados Unidos siguen con su trabajo de someter a duras sanciones a Irán en su esfuerzo por conseguir que abandone su programa nuclear que, según sospechas, está destinado a la fabricación de bombas atómicas.

Recordó también que la UE prohibió la exportación a Irán de estos equipamientos con anterioridad ante el riesgo que dicho material pueda ser desviado para el desarrollo de su programa nuclear.

El comunicado finalizó que aunque se produjeron intercepciones y detenciones, la operación "continúa abierta".