Publicado el viernes 11 de enero del 2013

Descarta la NRA aprobación de ley que prohíbe posesión de armas

Notimex

WASHINGTON — El presidente de la Asociación Nacional del Rifle (NRA), David Keene, descartó hoy que en este año el Congreso de Estados Unidos apruebe la ley que prohiba la posesión de armas automáticas de asalto.

"No creo que vaya a haber una prohibición sobre las llamadas armas de asalto aprobada por el Congreso", dijo Keene durante una entrevista en el programa Today Show de la cadena de televisión NBC.

Con su declaración, Keene pareció aludir a un insuficiente respaldo en el Congreso a la medida, a la que su organización se opone de manera decisiva y contra la que ha cabildeado de manera efectiva hasta ahora.

Keene evitó, sin embargo, responder a reportes según los cuales el poder de la NRA, la más influyente organización de su tipo, ha sido erosionado a partir de la matanza en la comunidad de Newtown, Connecticut, donde murieron 20 niños y seis adultos.

"No sé si la NRA es tan poderosa. Creo que los estadounidenses que creen con firmeza en la segunda enmienda y en su derecho a poseer y usar armas de fuego para propósitos legítimos son muchos", enfatizó.

Este número tuvo un crecimiento exponencial como respuesta al repunte del debate nacional sobre la posesión de armas de fuego, tras los hechos ocurridos en la escuela primaria de Sandy Hook en diciembre pasado en Newtown.

En sólo 18 días unas 100 mil personas se sumaron a la membresía de la NRA, colocándola ahora en 4.2 millones, según reportó el diario especializado POLITICO, al citar fuentes de la organización.

Las declaraciones de Keene avivaron el debate político en momentos que la Casa Blanca busca empujar el tema en el Congreso y lograr la adopción de medidas como la aprobación de la ley que prohíbe la compra de armas automáticas de asalto.

La ley fue aprobada en 1994 durante el gobierno del presidente William Clinton, pero expiró en 2004 sin que republicanos ni demócratas buscaran su renovación.

El debate podría subir de tono a partir del martes próximo cuando el vicepresidente Joe Biden presentará al presidente Barack Obama una serie de recomendaciones para responder al fenómeno de la violencia armada.

Biden, quien encabeza un grupo de trabajo sobre la materia se reunió ya con diversos actores involucrados en el tema, incluyendo la NRA, que el jueves repudió de manera pública estas gestiones y anunció su decisión de trabajar con legisladores y no con la Casa Blanca.