Publicado el martes 08 de enero del 2013

Pide Capriles a AL evitar juego chavista

Agencia Reforma

CARACAS, Venezuela — El líder de la oposición venezolana, Henrique Capriles, pidió este martes a los jefes de Estado de América Latina que no se presten a "un juego de un partido político", en alusión al gobernante PSUV y la polémica en torno a la toma de posesión de este jueves de Hugo Chávez, hospitalizado en Cuba.

"Se lo digo a los presidentes de nuestra América Latina: no se presten a un juego de un partido político", dijo Capriles, mencionando entre otros, a la argentina Cristina Kirchner, la brasileña Dilma Rousseff y el boliviano Evo Morales.

"Se están convocando a los presidentes de otros países para venir a nuestro país el 10 de enero a avalar un problema que hay en la Constitución", dijo Capriles en alusión a la marcha convocada por el gobierno chavista en Caracas y en la que por ahora está confirmada la asistencia del uruguayo José Mujica, el boliviano Evo Morales y el canciller ecuatoriano, Ricardo Patiño.

La oposición sostiene que si Chávez no puede asumir el jueves, la Asamblea Nacional debe declarar su falta temporal y asumir la presidencia temporalmente el presidente del órgano, el oficialista Diosdado Cabello.

La opositora Mesa de la Unidad (MUD) de Venezuela envió hoy una carta al secretario general de la OEA, José Miguel Insulza, alertándolo de una posible "violación al orden constitucional" si el gobierno continúa en funciones.

Pero el gobierno por su parte mantiene que Chávez podrá tomar posesión cuando esté en condiciones de hacerlo, ante el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ).

La Carta Magna establece que el presidente debe tomar posesión el 10 de enero ante la Asamblea Nacional y que ante una situación "sobrevenida" puede hacerlo ante el TSJ, sin fijar fecha.

El asesor de relaciones internacionales de la presidenta Dilma Rousseff, Marco Aurelio Garcia, que viajó a La Habana entre el 31 de diciembre y el 1 de enero para conocer más sobre la salud de Chávez, definió en la noche del lunes la prórroga como un "plazo prudencial" contemplado en la Constitución venezolana, hasta que sea definido si Chávez está incapacitado para asumir el cargo, en cuyo caso, serán convocadas elecciones.

La actual situación en Venezuela es un proceso "cubierto perfectamente por los dispositivos constitucionales", afirmó García el lunes, en su primera declaración a la prensa tras retornar de La Habana, donde se reunió con el vicepresidente venezolano Nicolás Maduro, y también con el presidente cubano Raúl Castro y su hermano Fidel Castro.

"Declarada la incapacidad del presidente (Chávez), el presidente de la Asamblea Legislativa convocará elecciones, eso es lo que está previsto. Otra cosa es si el día 10 no fuese declarada la incapacidad, hay un espacio que está previsto de noventa días prorrogable por otros noventa días", dijo el principal asesor internacional de Rousseff y un peso pesado de la diplomacia brasileña fuera del Ministerio de Exteriores.