Publicado el martes 08 de enero del 2013

Gasta EU más en inmigración que en las otras agencias federales

Agencia Reforma

NUEVA YORK — Estados Unidos gasta más dinero en hacer cumplir su complejo esquema legal migratorio que en todas las otras agencias federales dedicadas a la aplicación de las leyes criminales del país.

En el año fiscal 2012, el gasto de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP), la Oficina de Inmigración y Seguridad de Aduanas (ICE) y el Departamento de Seguridad Interior (DHS) alcanzó los 17 mil 900 millones de dólares, mientras que el gasto total de todas las otras agencias federales destinadas a aplicar la ley (el Buró federal de Investigación, FBI, la Agencia Antidrogas, DEA, el Servicio Secreto, el Servicio de Alguaciles de Estados Unidos y la Oficina de Alcohol, Tabaco, Armas de Fuego y Explosivos, ATF) fue de 14 mil 400 millones, según un informe del Instituto de Política Migratoria, difundido ayer.

El reporte de 182 páginas ofrece una amplia y profunda descripción de la maquinaria estatal montada desde la implementación de la última reforma migratoria, en 1986, durante la presidencia de Ronald Reagan, y, sobre todo, luego de los ataques terroristas del 11/9, para controlar la llegada de inmigrantes y visitantes al país.

"Ha habido una transformación histórica de la aplicación de las leyes de inmigración de muy escasos recursos a una infraestructura robusta", explicó Muzaffar Chishti, director del instituto en Nueva York y uno de los autores del informe.

"Este sistema de hoy en día se extiende más allá de las fronteras de Estados Unidos para monitorear a los visitantes contra múltiples bases de datos de inteligencia y de agencias de aplicación de la ley antes de su llegada, y también llega a las comunidades locales de todo el país a través de alianzas con la Policía estatal y local", completó.

El trabajo recuerda algunas de las tendencias que formarán parte del debate sobre la reforma migratoria que ganará vigor en los próximos meses, luego de la toma de posesión del Presidente Barack Obama, que dará inicio a su segundo mandato. Obama ha dicho que impulsará este año esa iniciativa, que podría resolver la situación de unos 11 millones de inmigrantes indocumentados que viven en el país.

En momentos en los que Estados Unidos intenta dominar su déficit fiscal, el costo del cumplimiento de las leyes actuales podría ser también parte del debate.

Además de destacar que las deportaciones han alcanzado niveles récord en los últimos años, el informe señala que la cantidad de personal, la infraestructura y la tecnología actual destinada a proteger la frontera sur no tiene precedente, y que las detenciones cayeron en 2001 hasta las cifras más bajas de los últimos 40 años.

Desde 1990, más de 4 millones de personas han sido deportadas del país, con un "incremento dramático" en los últimos años, desde 30 mil 39 personas en el año fiscal 1990 a 391 mil 953 en el año fiscal 2011.

Además, el promedio diario de inmigrantes detenidos en las cárceles del país por la ICE se multiplicó por cinco entre 1995 y 2011, hasta superar las 33 mil personas.

Cifras récord

El gobierno ha extendido su sistema migratorio en las últimas dos décadas.

-4 millones de personas han sido deportadas del país de 1990 a la actualidad.

-391 mil 953 fueron expulsadas de Estados Unidos en el año fiscal 2011.

-33 mil inmigrantes son deportados diariamente.