Publicado el lunes 07 de enero del 2013

Evalúan plan más restrictivo sobre armas

Agencia Reforma

WASHINGTON — La Casa Blanca está evaluando impulsar un enfoque mucho más exhaustivo para reducir la violencia por tiroteos, endureciendo los requisitos y el control para los tenedores, informó este domingo The Washington Post.

El diario dijo que una comisión liderada por el vicepresidente Joe Biden considera medidas de control incluyendo la realización de análisis completos de los perfiles de los compradores de armas y la creación de una base de datos con los movimientos y la venta de armas.

El grupo de trabajo también analizaría ampliar los tests psicológicos para los compradores y el endurecimiento de las multas por tenencia de armas de fuego cerca de recintos escolares y de los castigos por entregarlas a menores.

Biden lanzaría una sistemática campaña de relaciones públicas a favor de reglamentar la venta de armas y municiones al público una vez que la Administración Obama acuerde los lineamientos, informó la publicación.

Con el objetivo de impulsar la aprobación de estas medidas en el Congreso, la Casa Blanca considera varias fórmulas para proponer a la Asociación Nacional del Rifle (NRF, por sus siglas en inglés), un poderoso lobby que defiende la tenencia de armas en Estados Unidos.

Según el diario, este plan podría incluir el asesoramiento periódico con políticos conocidos por abogar por el control de la tenencia de armas de fuego como el Alcalde de Nueva York, Michael Bloomberg.

También incluiría campañas para conseguir el apoyo de distribuidores minoristas de munición como la cadena de supermercados Wal-Mart.

El diario citó a varias personas involucradas en las negociaciones del gobierno para su iniciativa. Entre ellas se incluyeron a Dan Gross, presidente de la Campaña Brady para la Prevención de la Violencia de armas, y Chuck Wexler, director ejecutivo del Foro de Investigación Ejecutiva de la Policía.

"Están claramente comprometidos a mirar este asunto en su totalidad", dijo Gross.

La Administración Obama considera que va a enfrentar férrea oposición por parte de la NRA y sus aliados en el Congreso, indicó el diario.