Publicado el lunes 07 de enero del 2013

Pide Meade a embajadores y cónsules una política exterior eficaz

Agencia Reforma

MÉXICO, DF — El canciller José Antonio Meade dio la bienvenida a los embajadores y cónsules mexicanos, y se pronunció por una política exterior eficaz, responsable, equitativa y transparente.

Meade llamó a dar seguimiento a los cinco ejes planteados por el presidente Enrique Peña Nieto, en particular el de que México sea un actor con responsabilidad global.

"Se trata de lograr que México sea un factor de estabilidad en un mundo convulso, una voz que se escuche, una voz que defienda la libertad y promueva un orden más justo y un mundo sustentable del siglo 21", afirmó.

La labor diplomática, dijo, acompaña la gestión de gobierno, y en ese sentido los ejes esbozados por Peña Nieto serán una guía esencial para la Cancillería y para las representaciones de México en el mundo.

La diplomacia, añadió Meade, debe ser un motor que impulse el desarrollo nacional.

El secretario de Relaciones Exteriores reconoció la labor de su antecesora y sus colaboradores, Patricia Espinosa.

"Quiero expresar públicamente mi reconocimiento a la embajadora Patricia Espinosa, ex canciller de México, a sus colaboradores más cercanos, Lourdes (Aranda), Julián (Ventura), Norma (Pensado), Juan Manuel (Gómez Robledo), Julio (Camarena), Rogelio (Granguillhome) y Arturo (Dajer), por su destacada labor a lo largo de los años previos, construiremos sobre las firmes bases de una política exterior seria, profesional, responsable, reconocida y respetada dentro y fuera del país", aseveró.

Meade agradeció también el trabajo de los ex cancilleres Bernardo Sepúlveda, Fernando Solana, Manuel Camacho, José Ángel Gurría, Rosario Green, Jorge Castañeda y Luis Ernesto Derbez.

En Norteamérica, continuó el canciller, se deben aprovechar las bases de la relación para lograr una prosperidad compartida, en tanto que en América Latina se debe liderar el dialogo político y trabajar en la integración.

Se deben ampliar, añadió, los lazos con países de Asia Pacífico, que podrían ser socios clave de México, y consideró necesario trabajar por ampliar la presencia del país en África y en Medio Oriente.