Publicado el lunes 31 de deciembre del 2012

Acuerdo sobre "precipicio fiscal" parece cercano: Obama

Notimex

WASHINGTON — El presidente Barack Obama dijo este lunes que el acuerdo para evitar que la amenaza del "precipicio fiscal" parece cercano aunque advirtió que el reto es amplio y complejo y requerirá de un esfuerzo a fondo por parte de los legisladores.

"Hoy parece que un acuerdo para prevenir este aumento (de impuestos) en Año Nuevo está a la vista, pero no se ha logrado", anunció Obama en un breve discurso pronunciado esta tarde en la Casa Blanca.

Indicó que si bien existen muchos aspectos que aún no han sido resueltos en las negociaciones en pos del acuerdo entre republicanos, demócratas y su gobierno "estamos esperanzados a que el Congreso pueda lograrlo".

El discurso del mandatario se produjo en momentos en que las negociaciones reportaban avances, después de que ambas partes acordaron modificar sus posiciones en el tema de los impuestos.

Los demócratas accedieron a extender el recorte de impuestos para parejas con ingresos anuales por 450 mil dólares o personales por 400 mil, abandonando el techo de 250 mil dólares que proponía Obama.

El mandatario pareció dispuesto a este cambio al insistir que el tentativo acuerdo garantizaría la extensión del recorte de impuestos para las familias de clase media.

Por su parte, los republicanos se mostraron dispuestos a aceptar un incremento en los impuestos sobre bienes heredados, abandonando la cerrazón contra cualquier alza tributaria.

Este avance llevó a los líderes en el Senado y la Cámara de Representantes a convocar a una sesión con la expectativa de que puedan votar un eventual acuerdo en el curso de las próximas horas.

Obama dijo que su aparición tenía como propósito "enfatizar al Congreso y los miembros de los dos partidos que este es un tema apremiante en la mente de todos los estadounidenses".

Explicó que el acuerdo extenderá el recorte de impuestos para familias con hijos, sobre el pago de colegiaturas, sobre el uso de energías limpias y el pago de seguro de desempleo a favor de dos millones de estadounidenses.

El mandatario dijo que existen otros aspectos en torno al llamado "precipicio fiscal" que le gustaría ver resueltos en esta negociación, "pero es obvio que hay poca esperanza de que eso pase con este Congreso".

Obama destacó la disposición de los republicanos para aceptar alzas de impuestos como un signo de optimismo sobre la eventualidad de lograr un acuerdo que evite un alza generalizada de impuestos y recortes automáticos en el gasto federal.

Dejó en claro que cualquier acuerdo deberá resolver la amenaza que representan estos recortes "de una manera responsable y balanceada".

Obama dijo estar dispuesto a discutir reformas en el programa de atención médica para personas adultas, conocido como Medicare, siempre y cuando vayan acompañadas con una reforma en el sistema tributario.

Dijo que aceptaría un acuerdo parcial que impida que la amenaza del "precipicio fiscal" se concrete en el primer minuto del 2013, si ambas partes fracasan en lograr un acuerdo que sea respaldado por la mayoría de los legisladores.

"Por ahora nuestra prioridad inmediata debe ser detener el alza de impuestos para las familias de clase media. Creo que ese es un objetivo modesto, pero lo podemos lograr. Los demócratas y republicanos lo pueden lograr, pero aún no llegamos ahí", indicó.