Publicado el jueves 20 de deciembre del 2012

Gana representante de Estados Unidos corona de Miss Universo 2012

Notimex

LAS VEGAS — La representante de Estados Unidos, Olivia Culpo, se coronó Miss Universo 2012, en la gala celebrada en el Planet Hollywood & Resort Casino de Las Vegas, imponiéndose a las aspirantes de Filipinas, Venezuela, Brasil y Australia.

Con 20 años de edad, Culpo entró al certamen de belleza porque quiere dejar huella como modelo. Esta noche destacó de entre las 80 candidatas a la corona.

La estadounidense fue elegida como la embajadora de la belleza por encima de la filipina Janine Tugonon (suplente), de Irene Sofía Esser (Venezuela), Renae Ayris (Australia) y Gabriela Markus (Brasil).

La joven Olivia Culpo, originaria de Rhode Island, se adjudicó el título del concurso de belleza en su edición número 61, quien venció a la venezolana, quien figuraba como la favorita de la competencia.

Con un vestido de terciopelo rojo, Olivia Culpo captó las miradas en sus prueba de traje de noche, para terminar ganándose a los jueces, entre los que se encontraban los mexicanos Ximena Navarrete y Diego Bonetta, así como por el cantante Cee Lo Green, el jugador de béisbol Pablo Sandoval, la jugadora de voleibol de playa, Kerri Walsh, entre otros.

Para entregar la corona, la representante de Angola, Leila Lopes, apareció en el escenario para dar las gracias a las personas involucradas en su éxito como Miss Universo 2011, y agradeció a su mamá, al certamen y a Donald Trump.

En la categoría de traje típico, la representante mexicana Karina González, quien se quedó en la ronda de las 10 mujeres más hermosas del mundo, gracias a un espectacular atuendo prehispánico, consiguió la segunda posición sólo por debajo de la representante de China.

La gala que estuvo amenizada por la agrupación Train y el cantante Timomatic, no ha quedado libre de polémica, pues en las redes sociales se señala que el "fracaso" de la candidata de Venezuela se debió a la errada respuesta que dio cuando el jurado preguntó: "¿Si pudieras hacer una ley nueva cuál sería y por qué?".

Irene Esser no explicó bien su idea, debido a que cómo algunos medios argumentan se debió a su escaso inglés y a no querer usar traductor, decisión que al parecer le costó la corona.