Publicado el jueves 20 de deciembre del 2012

Quieren armar a maestros en EU

Agencia Reforma

NUEVA YORK — Legisladores de algunos estados de Estados Unidos consideran leyes para permitir que los maestros y los empleados escolares lleven armas de fuego a sus centros de trabajo, tras el tiroteo de la semana pasada en Connecticut.

En Missouri, esta semana fue presentado un proyecto de ley en la Cámara estatal para que cualquier maestro de escuela pública con un permiso de portación de armas pueda llevarla a la escuela. Actualmente en el estado, las leyes prohiben que cualquier persona, excepto las autoridades, puedan ingresar con una pistola en una escuela pública.

"Esta es otra herramienta de defensa que deberíamos dar a los maestros en esas horribles situaciones y otra posibilidad para proteger a esos que son los más inocentes", dijo el patrocinador de la medida, el representante republicano Mike Kelley.

En Minnesota, el representante Tony Cornish dijo que planea impulsar un proyecto para que se les permita a los maestros poder portar armas dentro del aula con un entrenamiento especial para lidiar con posibles atacantes.

Oklahoma, Dakota del Sur y Oregon son otros estados en los que representantes contemplan presentar propuestas similares.

El gobernador de Texas, Rick Perry, manifestó hace unos días su apoyo a que los profesores de los distritos escolares lleven armas a los colegios.

En Harrold, un pequeño pueblo de Texas, los maestros pueden portar armas ocultas desde 2007, cuando la junta estatal pidió y obtuvo un permiso estatal.

"No tenemos dinero para un guardia de seguridad, pero esta es una solución mejor’’, consideró David Thweatt, director de la única escuela del lugar.

"Un atacante podría suprimir a un guardia o a un policía con un arma visible y enfundada, pero nuestros maestros tienen maestrías, son adultos y han tenido una capacitación exhaustiva. Y sus armas están ocultas. Podemos proteger a nuestros hijos’’.

Luego de obtener un permiso estatal para portar armas ocultas, cada empleado que desee portar una debe someterse a consideración de la junta con base en su personalidad y la manera en que reaccione ante una crisis, puntualizó Thweatt.

Los empleados deben cursar un entrenamiento sobre intervención en crisis y situaciones de rehenes. Y están obligados a usar balas que minimicen el riesgo de rebotes, similares a las llevadas por los agentes vestidos de civil en aviones comerciales para impedir secuestros y otros desórdenes.

La legislación de Texas prohíbe las armas en las escuelas a menos que sea con autorización escrita. Arizona y otros seis estados tienen leyes similares, con excepciones para las personas que tienen licencia para portar armas ocultas.

Sin embargo, también legisladores estadounidenses ya están tomando medidas para restringir el acceso a las armas más letales, incluso el presidente Barack Obama creó una comisión liderada por su vicepresidente Joe Biden para desarrollar un plan y evitar masacres como la que conmocionó a Estados Unidos la semana pasada cuando Adam Lanza, un joven de 20 años, mató a su madre en su casa, luego se dirigió a una escuela primaria y masacró a 20 niños y seis adultos antes de quitarse la vida.

Los demócratas en la Cámara de Representantes comenzaron a presionar ayer por una votación sobre un proyecto de ley que prohibiría cargadores con alta capacidad de municiones, que permiten a un tirador descargar decenas de balas sin tener que recargar el arma.

La respuesta negativa contra las armas no ha sido limitada a los legisladores. Minoristas como Walmart eliminaron la información en internet sobre los rifles Bushmaster, el tipo que fue usado en el ataque.

Dick’s Sporting Goods retiró todas las armas de su tienda más cercana al lugar donde tuvo lugar el tiroteo en Newtown, situada a unos 130 kilómetros de la ciudad de Nueva York.

La firma de capital privado Cerberus Capital Management LP dijo esta semana que venderá a Freedom Group, el mayor fabricante de armas de fuego de Estados Unidos, que produjo el rifle Bushmaster AR-15 usado en el tiroteo.

Estados Unidos es el líder mundial en el número de armas en posesión de ciudadanos, con 270 millones, así como por la cantidad de armas por ciudadano, 88.8 por 100 habitantes, según indica Gunpolicy.org.